• Regístrate
Estás leyendo: El ostracismo del Poder Judicial
Comparte esta noticia

100 palabras

El ostracismo del Poder Judicial

Raúl Frías Lucio

Publicidad
Publicidad

El Poder Judicial en México sigue siendo una ostra, donde nadie que no sean ellos mismos pueden hurgar, revisar o evaluar. De ahí el gran alejamiento de este poder con los ciudadanos.

Los otros poderes Ejecutivo y Legislativo, se han abierto al escrutinio público. Gran parte de su trabajo es público y abierto, sin embargo, el Judicial se mantiene cerrado, abonando a los altos niveles de impunidad, corrupción y violencia del país.

El más reciente informe de Justicia Abierta Rankin de la Opacidad Judicial en México, revela el poco interés de los poderes judiciales del país porque se conozca más de su trabajo, pareciera que entre menos sean públicos, ellos -los jueces- están más cómodos. Hasta hoy no hay alguna ley que los obligue a publicitar las sentencias.

El estudio realizado por Equis Justicia para las Mujeres revela lo dramático del tema: 19 poderes judiciales de los 32 estados del país no dieron a conocer ni una sola sentencia en 2018 porque ellos consideran -muy a su conveniencia- que no son de interés público, ni siquiera saben cuántas sentencias emitieron, mucho menos de la calidad de ellas. Salvo las honrosas excepciones del poder judicial de San Luis Potosí que reconoce que las sentencias son de interés público, y Durango que sí publica todas sus sentencias. Todos los demás están reprobados.

¿Cómo evaluar entonces a los jueces y en general al Poder Judicial si ellos mismos no consideran que sea de interés público su trabajo? ¿Qué métricas se van a utilizar para medir la eficiencia y eficacia de un juez, si ellos no consideran de interés público las sentencias que emiten, pero que pueden tener enormes repercusiones sociales?

El trabajo de un juez nunca será igual si firma una sentencia en un cuarto obscuro, a que si lo hace sabiendo que estará bajo el escrutinio público. Las sentencias deben de ser públicas para garantizar el acceso a la información y a la máxima publicidad, para evaluarlo y monitorearlo.

Se ha demostrado que, si un juez se siente observado, éste se esforzará por hacer bien o mejor su trabajo.

FB: Raúl Frías Lucio
Tw: @raulfriaslucio

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.