• Regístrate
Estás leyendo: Alfaro atrapado en la 4T
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 12:04 Hoy

100 palabras

Alfaro atrapado en la 4T

Raúl Frías Lucio

Publicidad
Publicidad

Gran parte de los primeros 100 días del nuevo gobierno en Jalisco, se fueron a la agenda nacional. Primero con los reclamos justificados del Gobernador ante la reducción del presupuesto federal destinado a Jalisco, y contra la imposición de superdelegados con multifunciones y responsabilidades que invadían el terreno de autoridades electas. El gobernador Alfaro levantó la voz ante el gobierno federal que minimizaba el impacto y la grave afectación a la economía y vida cotidiana de los jaliscienses tras el desabasto de gasolina por más de 20 días, provocado por la decisión de suspender el suministro de combustible vía ductos de Pemex, con el argumento del combate al huachicol y sin tener plan alterno.

La voz de Enrique Alfaro alcanzó cobertura y presencia nacional como el gobernador que le “toparía” al presidente López Obrador ante la embestida contra los estados, al reducirles el presupuesto federal y centralizando los programas y recursos.

Alfaro, y su equipo cercano, decidieron confrontar al presidente más popular de los últimos 30 años. La estrategia era capitalizar la gran molestia que generaba el desabasto de gasolina, sin embargo, ésta no les rindió frutos. Quizás no consideraron que los jaliscienses votaron el 1 de Julio mayoritariamente por Andrés Manuel López Obrador a la presidencia (1,166,856 votos), es decir el 33.3% de los electores de Jalisco, mientras que por Enrique Alfaro Ramírez votaron 1,354,014, el 39% del padrón a la gubernatura. Se podría decir que muchos electores votaron por AMLO para presidente y por Alfaro para gobernador.

El presidente López Obrador crecía y crece en aprobación a más de 67% (de acuerdo a Mitofsky), mientras que el gobernador Enrique Alfaro se mantiene con 32% de aprobación (según Arias Consultores Feb 19).

Sin embargo, a partir del 14 de febrero, la relación entre AMLO y Alfaro, entró en una nueva etapa, que dio como resultado el anuncio de recursos suficientes para terminar la Línea 3, y el apoyo federal para buscar terminar la presa de El Purgatorio y garantizar agua a la ZMG. Importante, ahora se ofrece apoyo recíproco para combatir el principal flagelo del país, que es la inseguridad y la violencia.

En 100 días, la relación entre el gobierno federal y el de Jalisco pasó de tirante a cordial. En el futuro, Enrique Alfaro tendrá que analizar y escoger mejor cómo enfrentar las batallas cotidianas del gobierno, las internas y las externas, escuchando a los belicosos de su equipo para confrontar, o a quienes le proponen política para lograr acuerdos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.