• Regístrate
Estás leyendo: Argentinos y malos
Comparte esta noticia
Lunes , 25.03.2019 / 16:50 Hoy

Contragolpe

Argentinos y malos

Raúl de la Cruz

Publicidad
Publicidad

Me comenta un colega de la capital de la república que los directivos del futbol mexicano, Liga MX, para ser exactos, son los más estúpidos del deporte nacional. Ingenuo, pregunté: ¿por qué? Son presa fácil de los promotores y representantes. Checa los datos, me dice, en los últimos diez años solo tres entrenadores argentinos han ganado el título del futbol mexicano: Antonio Mohamed con dos, Diego Alonso uno y Matías Almeyda uno; además un portugués, Caixinha; dos uruguayos: Matosas con dos y Siboldi con uno. Es decir, estamos considerando veinte torneos en donde la eficiencia de los entrenadores argentinos deja mucho que desear. Entonces, insiste, mi colega, no me explico las razones por las cuales se les entregan equipos de tanta historia y tradición como el Atlas y los Pumas para que debuten: Cufré y Marioni respectivamente. Cuando contamos con directores mexicanos campeones como Benjamín Galindo, Fernando Quirarte, Chepo de la Torre, entre otros. Increíblemente, se imponen los intereses de promotores y representantes, es decir, saben vender sus productos porque no solamente los ofertan como entrenadores sino también como “periodistas” sobre todo en la televisión. Estamos infestados de argentinos mediocres, sinvergüenzas y vividores, como dices tú, en todos los ámbitos del futbol mexicano. Mira Rulas, continúa mi experimentado colega, históricamente, desde que el balompié nacional se dividió en torneos cortos el técnico mexicano ha sido bastante eficiente y me remito a los números. Enrique Meza ha ganado cuatro títulos; Ricardo Ferreti también con cuatro; Chepo de la Torre y Vucetich con tres; Alfredo y Luis Fernando Tena con dos, así como Gustavo Matosas y Hugo Sánchez y el único argentino Antonio Mohamed con dos. En la actualidad son cinco más los que están en la televisión a la espera de que un incauto directivo lo contrate para que no le pegue a su equipo. Efectivamente las matemáticas no se equivocan le respondo. El colmo es la contratación del sinvergüenza fracasado de Ricardo Antonio Lavolpe para el Toluca. El tipo con medio título en su desprestigiado currículo se sabe vender bastante bien. Lo peor, todavía existen bobalicones que creen en su verso, como dicen ellos. Y para rematar la entregan la selección nacional a otro argentino. ¡Hágame usted el favor Don Rulas!, ¡pues que los directivos mexicanos son idiotas! Me pregunta alterado mi colega. Usted, tranquilo, al final de cuentas en qué te beneficia o perjudica: en nada, le respondo. Ahora resulta que te vale madre Rulas. Pues sí. El futbol mexicano está viciado de origen, desde que lo conozco…Quiero más a mi perro. Célebre frase de un ex jugador bastante folclórico.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.