• Regístrate
Estás leyendo: Noticia bomba
Comparte esta noticia

Prácticas Indecibles

Noticia bomba

Rafael Pérez Gay

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

Como decía el clásico: cada cosa un problema. He dedicado el día a meditar sobre esta noticia: una investigación de Consumer Reports encontró altos niveles de arsénico en las bebidas de Peñafiel. La empresa Keuring Dr. Pepper, dueña de la marca, anunció que dejarán de fabricarlas durante dos semanas para mejorar las filtraciones que puedan existir de ese letal elemento en las gaseosas que se elaboran en la planta. Gran decisión: en dos semanas arreglamos el asunto y ustedes se las arreglan allá arriba con el Señor. He recordado que muchos se han quitado la vida con arsénico. ¿Con qué se envenenó Madame Bovary?

Me apena confesarlo, pero juro que durante toda mi vida consideré que la empresa era mexicana, al menos una parte de ese soporte moral que ha significado ese líquido en mi no tan corta existencia. Por si fuera poco me creí eso de que es “agua mineral de manantial”. Ahora resulta que una misteriosa Keuring Dr. Pepper es la dueña de mis peñafieles. Saben una cosa: ya no hay valores. Luego entonces, la empresa no consideró necesario retirar del mercado sus aguas y consultó y pidió permiso a las autoridades estadounidenses para distribuir el producto. Consumer Reports descubrió que en diversas bebidas de la marca Peñafiel se encontraron niveles mayores a 10 partes por un billón de arsénico.

No sé si esta cantidad estrambótica es mucho o poco para lograr un envenenamiento definitivo, pero a juzgar por las cantidades industriales de esa agua mineral que he ingerido en mi existencia, la cantidad es más bien baja y casi diría que inofensiva. A menos que sea yo una especie de mutante que se volvió inmune al arsénico. De pronto me espanto: ¿Consumer Reports se refiere sólo a una remesa reciente? Por algo llevo días sin dormir bien. Trabajo en una hipótesis: el vodka neutraliza el arsénico. Vistas así las cosas, el vodka me ha salvado la vida.

La marca fincada en México no ha emitido ninguna respuesta. Sé lo que piensan los directivos: si el mexicano ha sobrevivido a los tacos de suadero, maciza, barbacoa y chicharrón prensado, un poco de arsénico no minará su salud en lo absoluto. Adelante, a vender aguas malas.

Al menos he aclarado un misterio: siempre me pregunté con gran honestidad intelectual por qué una Perrier sabía mejor y me gustaba más que una Peñafiel. Respuesta: la primera no contiene arsénico.

rafael.perezgay@milenio.com

@RPerezGay

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.