• Regístrate
Estás leyendo: Cosas que importan
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 20:11 Hoy

Cosas que importan

Publicidad
Publicidad

En una escena de la película The Meaning Of Life, del singular grupo inglés Monty Python, unos burócratas que recibieron la orden de encontrar el sentido de la vida exponen sus dos conclusiones finales: 1. La gente no usa suficientes sombreros. 2. La materia es energía, pero existen muchos campos de energía que no podemos percibir y sin embargo actúan sobre el alma, la cual no existe como la concibe el cristianismo: más bien surge de un proceso de auto-observación guiada, el cual casi nunca se logra debido a la habilidad del hombre para distraerse por meras trivialidades y olvidar los aspectos más importantes de la vida. Sorprendido, el jefe responde: ¡Qué interesante! ¿Qué tipo de sombreros?

Cuando la vida funciona de manera cotidiana perdemos de vista lo verdaderamente importante. Solemos incluso invertir el orden de las cosas: la damos prioridad a lo urgente y olvidamos lo que en verdad importa. Solo en los momentos privativos, cuando algo falta, o no funciona, se muestra el mundo como en un medio de contraste: las aguas revelan su nivel.

Eso sucede también con algunas enfermedades: son “momentos privativos” en los que la salud deja de existir. Ellas develan nuestro mundo, como cuando se pone una gota de tintura en un tejido celular: todo lo que está ahí se manifiesta.

Y es que la enfermedad es un acercamiento a la muerte; nos recuerda nuestra fragilidad. Y la muerte es el medio de contraste de la vida: cuando ella se asoma, la vida adquiere sus verdaderas tonalidades. Se perciben las largas venas que nos unen con toda su fuerza a aquellos a quienes amamos, sin los cuales no seríamos la misma persona. Lo demás es en verdad lo de menos.

Las cosas importantes pueden y deben guiar la vida de una persona. Es usual que no lo hagan, pues el mundo cotidiano es un torbellino que, al arrastrarnos, nos convierte en seres errantes y, por lo mismo, erramos.

Intentar no perder de vista lo que en verdad importa es una buena lección para quien ha superado una enfermedad. Si ya se fue lastimado por la espina, se puede al menos tomar la rosa o, como alguna vez lo dijo mi hijo: toda experiencia, por dolorosa que sea, conlleva una enseñanza.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.