• Regístrate
Estás leyendo: ¡¡¡El Gaaaaassss!!!
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 21:30 Hoy

100 palabras

¡¡¡El Gaaaaassss!!!

Paco Ramírez

Publicidad
Publicidad

Si bien ya medio nos acostumbramos a los vaivenes del precio de las gasolinas, no sin dejar de estar aterrados ante los rumores de un nuevo gasolinazo, lo de hoy, es que muy a la callada, pero de manera constante y criminal, el gas licuado de petróleo, el gas LP se ha ido por las nubes.

Estamos hablando de uno de los energéticos más utilizados en los hogares de los mexicanos y en la industria, cuyo precio se liberó desde enero de este año y su incremento desmesurado, afecta el poder adquisitivo de gran parte de la población, y probablemente tenga consecuencias en las proyecciones inflacionarias que tiene el gobierno federal.

En lo que va del año y pese a la reforma energética tan anunciada y aplaudida por el gobierno federal, el gas LP, ha sufrido en el mejor de los casos un aumento del 41.6 por ciento, incumpliendo así la promesa de tener energías más baratas,

En su mensaje de Año Nuevo, en 2015, el presidente Enrique Peña Nieto anunció medidas para mejorar la economía.

Ufano y triunfalista, el mandatario dijo entonces: “A partir de este momento ya no habrá gasolinazos… Gracias a la reforma hacendaria por primera vez en cinco años ya no habrá incrementos mensuales a los precios de la gasolina, el diésel y el gas LP”. Lo que no nos dijo, es que esa promesa tendría vigencia de solo un año.

Las gasolinas, lo sabemos han ido subiendo y bajando todos los días, pero en cuanto al gas LP, según datos de la Comisión Reguladora de Energía, en lo que va del año, ha aumentado su precio en promedio en todo el país en 41.6 por ciento, excepto en Quintana Roo, Tamaulipas y Coahuila en donde ha alcanzado entre el 51 y el 60 por ciento de aumento.

Un tanque de 30 kilos cuesta ahora entre 590 y 657 pesos, dependiendo de la región, cuando a principios de año costaba 392 pesos y si además lo comparamos con el insignificante incremento salarial de poco más de 8 pesos, difícil cubrir los aumentos en cascada que se dan y darán por el gas LP.

En septiembre de 2016, Peña Nieto, dijo que la reforma energética estaba permitiendo la detonación gradual de una mayor competencia para que diferentes empresas pudieran importar libremente el gas, “y esta competencia nos ha permitido bajar el precio del gas LP, que consumen la gran mayoría de los hogares mexicanos”.

En el México real esto no ha ocurrido, la inflación es de 6% y el precio del gas LP esta hoy 10 veces por arriba del índice inflacionario.

La realidad es que, cuando se pensó en la liberalización, no se ubicó que: los precios del petróleo que en ese momento estaban a la baja, tenderían a subir, que no se produce suficiente para abastecer el mercado interno, más del 60 por ciento se importa y no tenemos la infraestructura para la extracción y aprovechamiento de los combustibles.

La apertura en el mercado de distribución y venta de gas LP, le arrebató miles de millones de pesos en ventas a Pemex y por ende el control de precios.

Bajo condiciones de mercado, es decir con base a la oferta y la demanda, cerca de 350 empresas privadas distribuidoras fijan el precio, en absoluta libertad, ¿por qué?, porque ellos, invierten , explotan, y comercializan, bajo la condición de que el gobierno no administre ni subsidie el precio.

El gas LP es la principal alternativa de combustible en nuestro país, llega a más de 95 millones de mexicanos a través del uso doméstico, industrial y de carburación automotriz. Datos de la CRE apuntan que 76 por ciento de los hogares utiliza gas licuado de petróleo como principal combustible, para la cocción de alimentos y calentamiento de agua, el consumo de gas LP en el país es de aproximadamente 710,000 toneladas mensuales

Y ojo, falta ver la energía eléctrica, que también requiere de carburantes sujetos a los precios internacionales y esto en breve, elevara el costo de generación y sus precios.

Resulta sorprendente ver cómo un tema tan delicado, esté pasando casi desapercibido y, sobre todo, cuando nos vendieron una reforma como generadora de beneficios para las grandes mayorías y ahora nos tiene tronándonos los dedos.

Volvieron a vernos la cara ¡qué pena!

¿Quién pone orden en la casa?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.