• Regístrate
Estás leyendo: Relevo urgente en el PRD poblano
Comparte esta noticia
Martes , 21.05.2019 / 08:08 Hoy

Nada personal

Relevo urgente en el PRD poblano

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

Agustín Basave Benítez es de lo pocos intelectuales honestos de centro izquierda de aquel priismo renovador impulsado por el desparecido Luis Donaldo Colosio.

Lo conocí cuando se desempeñaba como legislador federal por el estado de Nuevo León, y posteriormente como presidente de la Fundación Colosio.

Se trata de un demócrata más hecho a la socialdemocracia y por supuesto encajaba más en el PRD porque su naturaleza política como político de centro izquierda difícilmente puede encajar con la tecnocracia y los dinosaurios del PRI.

Lamentablemente admitió presidir la dirigencia nacional perredista en el peor momento de esta partido en decadencia, sin figuras relevantes fundadores de este partido, como Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y el propio Andrés Manuel López Obrador.

Atrapado entre los intereses mezquinos de las tribus, y las dos principales agrupadas en ADN y NI, Basave tomó la mejor decisión política en un momento de la decadencia, a pesar de la estrategia aliancista para que el partido del sol azteca siga nadando de "muertito".

Pero el PRD requiere de una transformación a fondo para dejar de ser un partido rehén de las tribus salvajes sedientas de poder económico y político, alejado de la doctrina y los principios ideológicos.

La mejor expresión del perredismo mediocre y desfondado ideológicamente es el poblano, en poder del peor priismo decadente encarnado en el senador Luis Miguel Barbosa.

El proyecto político del PRD liderado por la diputada local Socorro Quezada Tiempo no ofrece mayor posibilidad de nada porque se trata de una política que sigue viviendo en la década de los ochenta, y con un puño cerrado siempre de la vieja izquierda no se puede hacer política de grandes ligas.

Convendría a Quezada concentrarse en la Legislatura para el aprendizaje y dejar que otros actores ocupen la dirigencia estatal porque está comprobado no está a la altura de la exigencia de un partido estatal, peor cuando va en caída libre.

Existe una distancia infinitiva entre el nivel y trascendencia de Agustín Basave respecto a Socorro Quezada, pero por humildad política debería seguir el ejemplo del regiomontano para permitirle a la militancia darle altura de miras a un partido como el PRD que es una vergüenza en Puebla.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.