• Regístrate
Estás leyendo: Orden de arresto a Marín, golpe letal al PRI
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 01:39 Hoy

Nada personal

Orden de arresto a Marín, golpe letal al PRI

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad


A Orlando, mi primogénito
que siempre me compaña

El caso Lydia Cacho “es un asunto juzgado” que “ya debe olvidarse”, declaró el ex gobernador Mario Marín Torres.

Marín estaba más sonriente y tranquilo que nunca, a diferencia del nerviosismo mostrado en otras campañas electorales locales, como ocurrió con Blanca Alcalá Ruiz y Enrique Doger Guerrero, como candidatos, respectivamente, a la gubernatura. Reapareció y dañó las campañas.

Reapareció el ex mandatario poblano en el presidium, no en la primera fila de invitados, en el arranque de campaña de Alberto Jiménez Merino, en la elección extraordinaria de gobernador.

Marín Torres se mostró más tranquilo y confiado que nunca, era su reaparición abierta y pública en la contienda por la gubernatura, en la plena era de la “cuarta generación”, y ya sin la existencia de quien lo había “exiliado”, Rafael Moreno Valle.

Había razones de sobra de Mario Marín para acaparar los reflectores de la opinión pública en la junta auxiliar de San Andrés Azumiatla, una comunidad pobre con profundas raíces indígenas, presumía el padrinazgo en la candidatura.

Fue el regreso del marinismo a la vida pública poblana, posterior a la tragedia del 24 de diciembre de 2018, y del resultado electoral local y federal que favoreció a Morena, donde él fue uno de los más destacados aportantes de estructura y cuadros para ser postulados en Morena.

Con esas cartas de presentación, y ante el resurgimiento, la presidenta nacional del PRI abdicó y se rindió ante el “renovado” Mario Marín, a quien le cedió la candidatura a la gubernatura y el control del otrora partidazo.

La decisión de Ruiz Massieu motivó la ruptura con el ex candidato a gobernador, Enrique Doger.

Marín tenía razones de sobra para sentirse más que tranquilo y confiado en su reaparición: tenía influencia en el Grupo Renovación del PRI, de donde surgió la propuesta del gobierno interino, el candidato a gobernador y el dirigente del partido.

Pero en política nada está escrito. Al conocerse la orden de aprehensión contra Mario Marín por el caso Lydia Cacho, emitida el 11 de abril por un juzgado de Quintana Roo, el daño es irreversible para el candidato, el PRI y Ruiz Massieu.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.