• Regístrate
Estás leyendo: La “verdad histórica”
Comparte esta noticia
Sábado , 16.02.2019 / 02:09 Hoy

Nada personal

La “verdad histórica”

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

El fundador de Morena y presidente de México está obsesionado con la elección de gobernador en Puebla.

Fue en la primera visita oficial como presidente de la República en el estado, en el municipio de Huauchinango, donde manifestó la determinación de meterse en la elección local al advertir la exigencia de una elección limpia y transparente.

Andrés Manuel López Obrador cuestionó la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal que falló a favor de la panista Martha Erika Alonso, anunció incluso que no vendría a Puebla.

Ocurridos los hechos del 24 de diciembre, solo los incrédulos creyeron que habría un acto de “cortesía política” con el PAN en la designación del interino, por el contrario, asumió el control absoluto.

Convencido de que en las elecciones concurrentes de julio de 2018 hubo un “fraude electoral”, pese al fallo del TEPJF, no solo sostuvo el “triunfo” de su candidato, si no que le dejó la conducción del interinato y el control.

López Obrador no está dispuesto ni a salir derrotado al interior de Morena con la candidatura de Luis Miguel Barbosa, y la presidenta nacional de ese partido se ha encargado no solo de hacerlo saber, si no de ser la promotora de Barbosa, porque es una decisión del presidente.

La premisa radica en la insistencia de la “verdad histórica” de que se cometió un “fraude” y la única manera de ratificar “su verdad” es demostrarlo en las urnas en la extraordinaria con el mismo candidato “víctima” de la trama fraudulenta.

En este contexto, por ninguna razón, Alejandro Armenta Mier puede ser el candidato de Morena a la gubernatura, porque significaría derrotar a López Obrador, lo que no solo es imposible, sino se tomaría como una insolencia.

Y no es cosa menor la trascendencia de la elección extraordinaria para Morena porque en el estado tienen un peso específico los poderes fácticos poblanos que se la jugaron con la cuarta trasformación, y llevan mano en la ostentación del poder político y económico del estado.

El gran reto de la “verdad histórica” de Morena en la elección extraordinaria de gobernador es lograr un millón 749 mil 553 votos de AMLO, obtenidos en la elección presidencial. Se antoja imposible, y menos de un millón de votos no dejaría conforme a nadie.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.