• Regístrate
Estás leyendo: ¿Seguros?
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 07:02 Hoy

¿Seguros?

Publicidad
Publicidad

El pasado jueves se dio a conocer que un grupo de 174 elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México fueron dados de baja, "como parte de la reestructuración de la misma dependencia y basados en el análisis de la duplicidad de funciones, para optimizar los recursos humanos, así como por no ser aptos para el desempeño de las actividades que les encomendaron, según se informó a través de un comunicado oficial.

Los aplausos ante el cumplimiento de una parte de la promesa hecha por el gobernador, en materia de seguridad, no se hicieron esperar, aunque no faltamos los aguafiestas que nos preguntamos ¿a que se van a dedicar ahora estos hombres y mujeres?

La pregunta tuvo respuesta el día sábado, cuando desde el municipio de Tlalnepantla, los ex policías, inconformes con su despido, anunciaron que interpondrían amparos y juicios de nulidad en contra de la determinación de la SSEM de separarlos.

Alegan los afectados que no hubo motivo para rescindirlos, no se fundamentó adecuadamente este acto de autoridad, ni se les tuvo consideración humana como padres y madres de familia, ni de personas a punto de alcanzar una jubilación o ni para los que viven con enfermedades crónico degenerativas.

La respuesta de la dependencia, es que pueden hacer lo que sea, están en su derecho y el área jurídica está lista para enfrentarlos y demostrar que todo fue legal, fundado y motivado por haber desacatado una orden; a lo mucho conseguirían que les pagaran alguna indemnización, pero están fuera y eso no cambiará.

Resulta claro que en procesos de esta naturaleza difícilmente los afectados aceptarán alguna responsabilidad o grado de culpa, y señalar de tramposa a su contraparte es lo normal en la confrontación verbal y jurídica; como normal es también que se preste a todo tipo de especulaciones: si los despedidos eran "aviadores" o eran gente del jefe anterior, si incurrieron en actos indebidos difíciles de comprobar y esta fue la única vía para la purga.

Simples dudas latentes.

Del lado de la Secretaría que se trata de ganar la credibilidad y confianza de la ciudadanía, las dudas van en el tono de "no le entraron con sus mandos", quieren meter a su gente, o ¿por qué no corren a elementos de mayor jerarquía?, "si los iban a correr los hubieran liquidado e indemnizado sin tanto pleito, como lo anunciaron" y no lo hicieron.

En fin.

Definitivamente, por disposición Constitucional, aunque ganen en juicio los policías, no podrán ser reinstalados en sus funciones.

Ojalá desde el área jurídica sepan jugar el juego que escogieron y no sea mucho más costoso el proceso para deshacerse de algunos elementos, que por la vía tradicional.

Ojalá que hayan calculado la forma de monitorear a esos policías resentidos, que muy posiblemente tengan entre sus primeras opciones usar para el mal, el conocimiento e información que poseen.

Lo que seguramente si lograron en la SSEM, fue inquietar a muchos policías en activo que no sabrán si están en la mira para ser despedidos y se la jugarán a su suerte, llevando a límite su deslealtad o se portarán mejor que nunca, aunque eso hoy pueda no ser garantía de continuidad.

El proceso de mejora en la seguridad pública, como se ve, es más complejo que lo que se dice en campaña, pero es ineludible.

Ojalá la inteligencia y habilidad de la secretaria esté encima del promedio para cumplir la tarea que le dieron.


@OSCARGLENN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.