• Regístrate
Estás leyendo: Mauricio Clark, miserable
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 09:58 Hoy

Multicolor

Mauricio Clark, miserable

Omar Ramos

Publicidad
Publicidad

Mi compañera Itzel Roldán del diario Vanguardia de Saltillo, asistió a la conferencia: No te confundas… vive, todo es posible, si hay respuestas, en la cual Mauricio Clark tiene una ponencia sobre cómo se convirtió en adicto al sexo y las drogas. El evento se realizó en la parroquia Santa María Reina de los Apóstoles. Tengo parte del audio del evento, en el cual básicamente el señor Clark habla sobre lo miserable que es/era (él mismo habla en primera persona) como homosexual. Ahí expone:

“Te puedo decir con plena conciencia, la homosexualidad es una trampotototota, carencias afectivas, fracturas emocionales. Resulta que el homosexual hombre somos en su gran mayoría más del 40 por ciento el consentido de la mamá, hay una fractura, una poca relación con la figura paterna, no logramos desarrollar la parte viril, la parte masculina”. Más aterrador que estos mensajes, es que la parroquia en cuestión lucía llena de personas.

Lo que el señor Clark dice es falso (me encantaría saber su fuente sobre esa cifra de homosexuales consentidos de su mamá). Yo y millones de gays podemos contradecirlo. Somos personas felices, con una extraordinaria relación con nuestros padres (o no, pero ese es un asunto universal), con una apertura mental donde lo “viril” cada vez tiene menos importancia.

Lo que hace el señor Clark es miserable, tanto como la percepción que tiene sobre su vida.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.