• Regístrate
Estás leyendo: Un joven visionario
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 15:44 Hoy

Sin límites

Un joven visionario

Miguel Ángel Rodríguez Aceves

Publicidad
Publicidad

El zapopano Gustavo Arteaga Hernández de 23 años, es un joven atlético ya que le gustaba practicar varios deportes, como son: futbol, baloncesto, entre otros llevando una vida saludable siempre, Un día se encontraban afuera de su domicilio y empezaron a jugar un amigo y él a jalonearse, aventarse, derribarse, que era “normal” entre ellos, y era muy común, pero “en una de esas caí y ya no me pude levantar, estaba fuera de mí, estaba noqueado, unos amigos se quedaron conmigo otros se fueron a pedir auxilio, mientras los amigos que se quedaron estaban tratando de animarme, sacudiéndome dándome unas bofetadas, para eso ya venían de mi casa mi hermano mi mama y mis amigos”.

Agrega que “no sabía nada de mí, lo que me había sucedido fue que el golpe lo recibí en el cuello del lado derecho, se me recorrió a la cabeza del mismo lado entonces ahí fue en donde se originaron todos los daños, desperté después de 23 días, había perdido la noción del tiempo y no recordaba lo que había sucedido”.

Dice que cuando despertó fue muy difícil reconocer la realidad de lo que había sucedido, tampoco a sido fácil salir adelante de esta situación. Menciona que tiene la convicción de salir adelante con esfuerzo, sacrificio y ganas de avanzar en la vida. “Entonces me vi en la necesidad de empezar con mis terapias y sigo haciendo mucho ejercicio, ya que me siento con la capacidad de poder sobre salir de esta situación no importándome las dificultades que se me presenten ya que tengo la capacidad, la fortaleza y la convicción que venceré”.

“Estoy consciente que me falta mucho por recorrer, ya que este camino es largo, laborioso, difícil, espinoso, sin embargo eso no me tiene que perturbar para nada; ya que estoy dispuesto a pagar el precio que me costara, simplemente porque me quiero sacrificar a seguir pagando el precio que en este momento me esta costando vivir de esta manera, ya que pienso que tengo el deseo, la oportunidad, el derecho de vivir en una mejor situación en todos los aspectos de la vida”, cuenta.

En la actualidad sus actividades son nadar dos horas diarias por la mañana de lunes a viernes, además una hora diaria de terapia del habla, son tres veces semanales, también practica karate, una hora diaria, tres veces a la semana. En un futuro quiere ser un medallista en el deporte de la natacion, además le fascinan los animales, entonces estudiará veterinaria, tendrá su veterinaria. Además de en un futuro me casarse y formar su familia.

“Una cosa muy importante es que nosotros, las personas discapacitadas, tengamos la mirada en un solo objetivo y ustedes el resto de la población nos pueden facilitar el camino, por ejemplo: el transporte público es de pésima calidad, que los automovilistas sean más consientes de nosotros, no ocupen los lugares de estacionamiento para nosotros, no obstruyan las rampas que están hechas en las banquetas para las sillas de ruedas, ceder el paso en la calle y ser más tolerantes hacia nosotros.

Además “el gobierno debe reparar las banquetas y quitar todos los obstáculos para nosotros con bastones, muletas, silla de ruedas, ni que decir acerca de las personas invidentes, esta realidad es inhumana”. Seamos más personas responsables.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.