• Regístrate
Estás leyendo: Estrategia de pasantes
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 09:44 Hoy

En frecuencia

Estrategia de pasantes

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Entiendo perfectamente que una estrategia en especial de seguridad no puede revelarse, al menos no el contenido de los cómo se combatirá el problema, pero sí debería de tener objetivos claros medibles y transparentes que permitan informar a los ciudadanos si en efecto dicha estrategia está funcionando.

Hoy solo tenemos dichos de que ha bajado el robo de combustible en el país, pero en contraparte no sabemos de delincuentes procesados por ese delito, las supuestas cifras no tienen un rostro y todo queda en suposiciones de lo que se está haciendo.

Que se congelaron tantas cuentas, que de detuvieron a tantos presuntos delincuentes, que se dejaron de robar tantos millones de pesos en combustible, la verdad entre lo que estoy afirmando en este texto y las cifras oficiales dadas a conocer no hay gran diferencia. Ni un pez gordo, ni un ex director de Pemex, cabecilla del crimen organizado o empresario beneficiado por el huachicol se sabe esté sujeto a proceso.

Todo son dichos, cifras que se pudieron sacar de la manga, pero una cosa es clara, la percepción de lo que está sucediendo, me parece es muy contraria al discurso oficial de los logros. Sin pruebas fehacientes y con esa intensión del indulto diario a los delincuentes mal llamados “traviesos”, no veo estrategia aún.

Y peor cuando leo el documento enviado al Senado hace apenas unos días denominado “Estrategia Nacional de Seguridad Pública” que resume en más, menos, 80 cuartillas el plan para abatir la inseguridad en el país. Es un documento que pudo ser elaborado por cualquier pasante de derecho en donde no es clara la parte medular de éste: la estrategia.

En el apartado de “Estrategia de combate al mercado ilícito de hidrocarburo” no se presenta ni siquiera un análisis serio de la situación, se habla de buenos propósitos como los dichosos programa sociales para inhibir el delito, pero nunca un detalle del cómo y el porqué.

En un sesudo análisis dice que el robo de combustible “genera grandes conflictos sociales y riesgos para la población” ¿de verdad?, “que incluso han llegado a convertirse en tragedias nacionales” ¡por favor!

Las tres etapas que enumeran para el combate al huachicoleo de nuevo son buenos propósitos y nada más, nada que indique que se tiene una verdadera estrategia para alcanzar el objetivo… mucho ruido sí… pero con muy pocas nueces, si esto es en seguridad ¿qué será en otras materias?

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.