• Regístrate
Estás leyendo: El salto ‘huachicolero’
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 20:09 Hoy

En frecuencia

El salto ‘huachicolero’

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Manuel (nombre ficticio de una víctima) circulaba la tarde de un domingo por la carretera que va de Celaya a San Miguel de Allende cuando unos hombres en una camioneta intentaron cerrarle el paso, al no conseguirlo aceleró a fondo para tratar de huir de los delincuentes quienes le dispararon en un par de ocasiones para amedrentarlo. Por fortuna logró escapar y hoy cuenta la historia.

Como Manuel, me cuentan, no es el primer caso de un intento de asalto en esa carretera, la zona Laja-Bajío corre el riesgo de convertirse en una zona de alta incidencia delictiva en acciones ilegales que no tienen nada que ver con el robo de combustible por una simple y sencilla razón: las acciones del gobierno federal han llevado al cierre de ductos y a una mayor vigilancia de la zona para cerrarle la llave al robo de hidrocarburo y como el delincuente solo sabe delinquir, pues buscará una fuente de ingreso cometiendo otro tipo de ilícitos.

Me dicen que el estado ya se ha preparado para tal situación y se tienen detectadas algunas células criminales que operan bajo el mando del grupo delictivo que opera en la zona, y que pudieran empezar a dedicarse en el peor de los casos a uno de los delitos más atroces como es el del secuestro.

Yo me pregunto si el gobierno federal previó esta parte a la hora de inhibir el delito de robo de hidrocarburo, pues veo poco probable que para quienes pertenecen a los grupos delincuenciales les parezcan más atractivos los programas del gobierno federal que las ganancias millonarias obtenidas por dedicarse a cometer otros delitos.

No son personas que estén acostumbradas a ganarse la vida con una actividad productiva de bien, la mayoría son delincuentes sin escrúpulos que buscarán otras vías para hacerse de ganancias que les permitan sostener su ritmo de vida. No nos sorprenda si a raíz de no contar con un plan emergente terminen disparándose otro tipo de delitos como robos en carreteras, extorsiones o secuestros debido al cambio de actividad.

Claro que será difícil que alcancen las ganancias de 50 millones de pesos al día en Guanajuato que obtenían por el robo de pipas, por lo que la actividad de los delincuentes se podría incrementar. Ojo habrá que estar atentos a si la reacción de la autoridad permite evitar un mal mayor.

¿Están preparados para enfrentarlo? Pronto lo sabremos.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.