• Regístrate
Estás leyendo: El año más violento de la historia
Comparte esta noticia
Viernes , 22.02.2019 / 21:21 Hoy

En frecuencia

El año más violento de la historia

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Abro la primera columna de este año con una reflexión sobre lo que podría esperarnos este 2019 en materia de seguridad; recuerdo que cuando iniciábamos el 2018, nos referíamos en notas, columnas, reseñas y crónicas al 2017 como el año más violento de la historia, desafortunadamente llegamos al 2019 señalando al año que se fue, otra vez como el más violento de la historia.

Y es que en los últimos años si algo nos ha salido bien “relativamente” es ponernos a hacer recuento de daños al final de cada 12 meses, contando delitos denunciados que no necesariamente reflejan el total de delitos cometidos.

Las cuentas las tenemos mochas, pues es de todos sabido que las cifras que se reflejan en la estadística de delitos del fuero común, llevada a cabo por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, no representan más que, si bien nos va, a 6 de cada 100 delitos ocurridos. Y seguimos contando sin contar lo que debería ser, y sin tomar en cuenta las causas que originan estos delitos.

Ni el conteo de muertos me parece real, existen muchas lagunas en la forma en que se registra cada muerte, que da lugar a dudas respecto a la cantidad de homicidios ocurridos en el país, que exige en la práctica ser más detallados en la forma en la que se entregan estos datos para evitar por ejemplo colar en homicidios culposos, los que en realidad fueron dolosos, entre otras cosas.

Pero volviendo al tema que nos ocupa en este espacio, si seguimos por la misma ruta que mezcla peligrosamente el seguir haciendo lo mismo, ejecutando las mismas políticas, y echando las campanas al vuelo al mínimo anuncio de una estrategia, como por ejemplo la del combate al huachicol, me temo que el 2019 podría convertirse en el nuevo año más violento de la historia y así sucesivamente.

Claro hay formas para disfrazar las cifras, podrían reportarse aún menos hechos que los denunciados y decir que los homicidios van a la baja, pero lo que no puede engañarse es la percepción que se tiene del entrono en que se vive, por lo que en lugar de pensar en una disminución de la violencia en el discurso triunfalista de un político o en el papel, debería de analizarse y combatirse esta violencia partiendo de datos científicamente comprobables que documenten su origen y disminuirla.

No es suficiente el discurso simplista de acabar con la corrupción que es un paso importante, pero este solo representa a mi parecer el 50 por ciento de la solución del problema, el otro 50 tiene que ver con las razones sociales del origen de esta violencia.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.