• Regístrate
Estás leyendo: Agenda para quien sea presidente
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 07:28 Hoy

En frecuencia

Agenda para quien sea presidente

Miguel Ángel Puértolas

Publicidad
Publicidad

Ayer el Instituto Mexicano para la Competitividad presentó el Índice de Competitividad Internacional 2017 en el que proponen una serie de temas necesarios que debe tomar quien llegue a la Presidencia de México en el 2018.

No me parece que sea novedad el hecho de que México se mantenga entre los países menos competitivos del mundo, mucho menos que sólo hayamos avanzado una posición pasando del lugar 37 al 36 de los 43 países analizados, lo que me parece interesante es la ruta que presentan a seguir a fin de empezar a trabajar en torno a hacer de nuestro país uno más competitivo.

El informe hace énfasis en la necesidad de, entre otras cosas, dar continuidad a las reformas iniciadas en este sexenio, particularmente la reforma educativa en la que uno de sus principales ejes es la evaluación del desempeño magisterial. Recuerdo que inició con ímpetu y ahora se ha metido en un letargo que para evaluar a todos los maestros tendríamos que esperar hasta el 2048.

México está entre los países donde menor número de población tiene estudios de educación superior y eso nos lleva a pensar que se requieren muchos ajustes aún para alcanzar la excelencia en materia educativa.

La reforma energética y la de telecomunicaciones debe de pulirse a fin de garantizar a nuestro país un desarrollo importante en éstos ámbitos, sería un error tomar medidas regresivas que nos llevarían a perder puntos en un mundo en el que la apertura a la inversión es prioritario.

Sin embargo para el IMCO, el principal obstáculo para elevar la competitividad de México "es la falta de Estado de derecho en dos de sus versiones más perniciosas: la corrupción y la impunidad", varias mediciones colocan a México como uno de los países con más altos índices de impunidad, por ejemplo el Índice de Impunidad Global.

Estos factores impiden la certeza jurídica que debe tener quien desea invertir en nuestro país y si bien en cierto aún hay confianza en México resulta que ésta puede perderse de continuar como estamos al día de hoy.

Vemos cómo el sistema político ha tenido un manejo deficiente para operar herramientas que pudieran sacarnos de esos niveles de impunidad, un ejemplo claro es el tema del Sistema Nacional Anticorrupción que no termina de cuajar por la insistencia de la clase política de renunciar a los privilegios que el poder le otorga.

No vayamos lejos, al día de hoy no tenemos Procurador General de la República, no se ha podido definir al Fiscal Anticorrupción y tampoco tenemos al fiscal especializado en delitos electorales, y con un proceso electoral en puerta corremos el riesgo como siempre que terminen definiéndose los titulares de los cargos más por razones políticas que por un verdadero afán de acabar con la impunidad y la corrupción.

Me temo que ni en la agenda pública y mucho menos en la agenda de quienes buscan ser aspirantes a la Presidencia se encuentran estos temas, sería bueno que expusieran cómo esperan terminar con estos dos frenos al desarrollo del país. Mientras haya impunidad y corrupción seguiremos dilapidando importantes recursos necesarios para que México crezca y con tristeza veo que nadie tiene una propuesta clara... y luego se preguntan por qué la mayoría no tenemos idea de por quién votar.

miguel.puertolas@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.