• Regístrate
Estás leyendo: El salario mínimo, por más aumento, seguirá siendo de pobres en el 2018
Comparte esta noticia
Jueves , 21.03.2019 / 00:51 Hoy

La economía del túnel

El salario mínimo, por más aumento, seguirá siendo de pobres en el 2018

Maximiliano Gracia Hernández

Publicidad
Publicidad

El salario mínimo del año 2017 subirá 8.36 pesos diarios; y es que parece que estamos en el país de nunca jamás. Hace ya tres años lo puso en la mesa de discusión Miguel Ángel Mancera, desde ese entonces se ha venido analizando, sin embargo hoy, son los empresarios quienes proponen el incremento del salario, y en contraparte el gobierno es el que dice: lo vamos a analizar, es el país de las contradicciones.

El salario mínimo se fija por decreto, y el mexicano es uno de los más bajos de América Latina, sólo está por encima del salario que se paga en Haití y en Cuba, lo cual es una vergüenza, cuando recordamos que hace apenas 20 años México era el grande de América, al menos en ese rubro hoy ya no lo somos.

Observamos que el actual salario mínimo mexicano sólo alcanza para adquirir el 80 por ciento de los alimentos requeridos por una familia. En México no se puede esperar más, el salario mínimo es una afrenta para el trabajador mexicano, porque son los trabajadores los pobres en este país. México no es una fábrica de trabajadores, es una fábrica de "pobres trabajadores".

Mucho se nos ha insistido por parte del gobierno federal, inclusive el Sr. Carstens, que por cierto ya se va del Banco de México, ha dicho que el incremento al salario mínimo debe ser moderado, sin embargo estaría bien preguntarle a ese economista cuantos salarios mínimos gana? En caso de que no lo responsa, yo se los puedo decir, el Sr. Carstens gana aproximadamente 7,591 pesos diarios ya libre de impuestos, 7,591 frente a 80 pesos diarios, acaso no es una afrenta al pueblo mexicano, sin embargo Carstens dice, hay que ser prudente para incrementar el salario mínimo, ¿estará hablando de su salario?

De la riqueza generada en México, si la dividimos en dos variables: salarios y ganancias, los salarios representan el 30 por ciento del total y el 70 por ciento se va a las utilidades de los empresarios, por ende, los empresarios pueden absorber el incremento salarial sin necesidad de que se incremente la inflación.

El sector empresarial empujó el incremento salarial, y cómo no hacerlo si el consumo local está minimizado, el consumo interno sólo se puede incrementar en el momento en que el salario real se incremente; este año la inflación alcanzará posiblemente el 9 por ciento, y el salario se incrementará al 10.4 por ciento, entonces cuál recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores si el salario se ha venido deprimiendo en los últimos 30 años. Un dato, de los trabajadores registrados en el IMSS, 4 de cada 10 trabajadores gana entre uno y dos salarios mínimos. "México, fábrica de pobres empleados".

Históricamente el salario se usó como un instrumento para controlar el aumento de precios, posteriormente como ancla de estabilización para un ajuste, después para controlar la inflación y hoy, sigue siendo una afrenta a la clase trabajadora, porque lo que tenemos en el gobierno son tecnócratas que no ven más allá de sus narices.

Por qué hay una resistencia para aumentar el salario mínimo por parte del gobierno mexicano si la constitución mexicana señala en su artículo 123: Los salarios mínimos beberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural y para proveer a la educación obligatoria de los hijos..., Retórica y más retórica, lo cierto es que el salario mínimo hoy no alcanza para lo mínimo indispensable. El ingreso per capital es menor año con año, por ejemplo, el ingreso laboral per capital en términos reales es menor en 22 por ciento hoy, del que se tenía en el año 2005. En enero del 2005 el salario de un trabajador era de 2000 pesos al mes, hoy ese valor se ha reducido a 1,500 pesos utilizando precios deflactados.

El salario mínimo debe sostener a una familia en forma digna, no es posible seguir en la triste historia del salario mínimo que venimos arrastrando desde el año 1976, año en el cual el poder adquisitivo del salario mínimo alcanzó su máximo histórico. Si quisiéramos regresar a ese máximo, el salario mínimo hoy debería ser de 250 pesos diarios, pero no de 88.36 como lo propuso y autorizó la Comisión Nacional de Salarios Mínimos a partir de diciembre. México, el país de nunca jamás.

graciamaximiliano@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.