• Regístrate
Estás leyendo: La crítica, el “mal humor” y lo que viene
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 12:58 Hoy

Cartel de espejos

La crítica, el “mal humor” y lo que viene

María Isabel Saldaña

Publicidad
Publicidad

Lo que está pasando en Estados Unidos con las campañas gubernamentales es un síntoma de lo que esta pasando en el mundo. Las clases medias están cansadas y agobiadas en un sistema que no los deja obtener “el sueño americano”, y no se diga del hartazgo de las clases bajas, aunque éstas son más fácilmente manipulables. La cuestión es que no hay movilidad social y sí mucho trabajo y endeudamiento.

Trump ha apelado a ese enojo focalizándolo hacia los mexicanos, musulmanes, China, Japón y Corea sin mostrar datos reales. Sus seguidores han comprado su propuesta xenofóbica.

Bernie Sanders se ha ido por la utopía de un mundo mejor y los jóvenes se han adherido a su campaña y en parte tienen razón. Él esta ofreciendo oportunidades de movilidad social y un mundo más justo. El problema se presenta en el cómo y en el con qué hacer lo que propone. Su propuesta no fue suficiente para ganarle a Hilary Clinton.

Ahora la pelea real será entre la demócrata Hillary y el hitleriano Trump; si éste gana los delegados suficientes para representar a los Republicanos. El ganador diseñará su política hacia México, dicho sea de paso nuestro mayor socio comercial; además de que los mexicoamericanos legales o ilegales envían remesas que equivalen al segundo lugar de ingreso de divisas en México con mas 22,000 millones de dólares, sólo después de la venta de petróleo.

En México el descontento social, que no “mal humor” es real; la mitad de los habitantes del país viven en pobreza extrema, los jóvenes no tienen trabajo, menos un futuro asegurado. Las clases medias están siendo empujadas hacia abajo. La corrupción (y esta no es cultural) se da en todos los niveles de gobierno en donde se reparten el botín con algunos empresarios que siguen el juego con la máxima: “Hay para todos”; claro para todos ellos, no para la mitad de los mexicanos que adolecen de lo mínimo para tener una vida digna como lo señala la Constitución.

La polarización social es evidente, Fernando del Paso en su discurso al recibir el Premio Cervantes de las Letras en España comenta: “Criticar a mi país en un país extranjero me da vergüenza” pero… “no denunciarlo, eso sí que me daría aún más vergüenza”. Estoy de acuerdo. Nota: “El país de la Laguna no existe, es una entelequia del cronista inmortal”.


mary_saldana2002@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.