• Regístrate
Estás leyendo: Ya en el 17
Comparte esta noticia
Viernes , 19.04.2019 / 19:54 Hoy

A la intemperie

Ya en el 17

Marco Provencio

Publicidad
Publicidad

Aún no termina el siempre necesario recuento, en este caso el del 16, cuando ya estamos instalados en el 17. No hemos aquilatado en su verdadera extensión la relevancia del mundo de la posverdad, pero mentalmente ya estamos en el próximo año. Lo hicimos desde el mismo día de la elección estadunidense.

En el mundo de la posverdad todo es posible. Ya no importan los hechos sino su interpretación, ni la verdad sino su manipulación. No importa lo que importa, sino las emociones y lo que sentimos en un mundo cada vez más acostumbrado a pensar con la extensión de 140 caracteres, en imágenes más que en hechos y palabras y solo en lo que se puede captar en el largo espacio de ocho segundos que, según dicen, es el tiempo que nos damos para decidir si una imagen o texto que nos llega es de nuestro interés o no. Nos estamos convirtiendo en el mundo de la necesidad de satisfacción instantánea, de la respuesta inmediata, del rechazo a todo aquello que no se conforma con nuestra visión de la realidad. Vaya, en un mundo de echados a perder.

Así, en el año de lo inesperado, "en el año del verdadero inicio del siglo XXI", como bien dice uno de nuestros filósofos cotidianos más escuchados en la actualidad, Sopitas, hemos visto el repliegue y la cerrazón de quienes durante los dos siglos anteriores eran los adalides de la apertura y la integración. Hemos visto los preocupantes atisbos del racismo en una sociedad presidida por un hombre "de color". Hemos visto el rechazo y la decisión de abandono del otrora imperio de los mares y del comercio al mayor ejercicio de paz y de integración de la humanidad, decisión causada por los electores con menor futuro a costa de los que tienen su vida por delante. Pero como sucede con tanta frecuencia, en aquel caso las personas con algo "de color" en la piel prefirieron no votar, al igual que los jóvenes en este otro caso.

¿En verdad las democracias supuestamente más adelantadas tienen los suficientes balances y contrapesos internos para hacer frente a la amenaza? Es una desgracia que la pregunta no sea teórica y que tardaremos algunos años en averiguarlo. Qué harán los estadunidenses para contener a su tirano es su problema, aunque también ya lo es nuestro. De la misma forma, qué harán las instituciones europeas para que no se desborde la insensatez del brexit es también su problema, sin que podamos ser indiferentes a sus resultados.

El mundo ya cambió y, sin embargo, parece que seguimos sin poder quitar la vista del ombligo, el propio, claro. Si no queremos tropezar a cada paso en el 17, más vale que entendamos bien qué nos quiere decir este año que está por terminar. No sea que el recuento por hacer en doce meses sea otra retahíla de sorpresas y desavenencias.

mp@proa.structura.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.