• Regístrate
Estás leyendo: Insaciables los presidentes municipales
Comparte esta noticia
Lunes , 18.02.2019 / 22:02 Hoy

Cuestión Política

Insaciables los presidentes municipales

Marco Antonio García Granados

Publicidad
Publicidad

Sin importarles nada la grave crisis económica que enfrentan los 2,446 municipios de todo el país que albergan a más de 110 millones de mexicanos, la mayoría de los alcaldes sólo llegan al cargo con la mentalidad de enriquecerse a costa del erario y de los negocios multimillonarios que les ofrecen, lo mismo empresarios corruptos que integrantes de su gabinete. Ese es su objetivo.

Son contados los que se han salvado de ser enjuiciados y encarcelados por que desarrollaron una labor honesta en su ejercicio.Quienes sí supieron que el servicio público es para ejecutar obra de beneficio colectivo y beneficiar a la sociedad en su conjunto.

Y cite usted cualquier municipio del país, el primero que le venga a la mente, amable lector: Del Estado de México, u otras latitudes... Ayotzinapa, Acapulco, Chilpancingo, Veracruz, Boca del Río, Tepic, Oaxaca, Cancún, Playa del Carmen, Mérida -en tiempos de la hoy senadora, Angélica Araujo- Puerto Morelos. No hay uno que sea excepcional.

Por ejemplo, en Puerto Morelos, la munícipe Laura Fernández Piña, protegida del ex gobernador de Quintana Roo, Félix González Canto,-senador que aunque lo niegue, es uno de los artífices que quebraron la entidad y que dejó en su "ejercicio" una deudapor más de 12 mil millones de pesos, desarrolla una draconiana labor a través de sus "funcionarios", que están convertidos en auténticos cuatreros.

La alcaldesa del PRI-PVEMha orquestado un operativo de represión recaudatoria contra todas las empresas, desde macros hasta micros y lejos de que su intención sea la de recaudar impuestos o ayudar al sector productivo a su regularización, su verdadero móvil es la imposición de multas con el tabulador más alto, para de ahí tener margen de "negociación".

Y de Ripley: las dependencias del ayuntamiento de Puerto Morelos opera de forma sincronizada, es decir todas llegan a los negocios o empresas al mismo tiempo, a imponer clausuras que son encabezadas por la Tesorería y Protección Civil.

Al pillaje de esos operativos llegan los bandidos de Laura Fernández, con el tesorero, Manuel González Tamanaja y el director de Protección Civil, Guillermo Morales López a la cabeza, ambos con un turbio historial, incluso, conocido en medios informativos por las denuncias que arrastran.

Ni empresarios, menos ciudadanía, duda que Fernández Piña haya colocado dentro de su gabinete a esos truhánes, por sus oscuras "cualidades" que les ha dado ese poder fáctico de la administración pública.

En su ejercicio municipal, González Tamanaja posee un historial de fraudes en las tiendas de Sam´sWalmart y los hoteles El Cid, entre otros, así como extorsión y robo, en su modalidad de "inspección de documentos.

En cuanto al titular de Protección Civil, durante su gestión en Solidaridad (Playa del Carmen) Morales López, la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) denunció en su momento, el acoso del que eran objetos por parte de inspectores de esa dependencia, así como clausuras absurdas, sin actas de inspección; además de que algunos empresarios de manera particular, acusaban a esos de exigirles diversas cantidades de dinero a cambio de no cerrarles sus negocios.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.