• Regístrate
Estás leyendo: La 4T y el síndrome de la rana hervida
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 11:02 Hoy

A puerta cerrada

La 4T y el síndrome de la rana hervida

Marcela Gómez Zalce

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

El miedo es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza. El regreso a la arena política de la maestra Elba Esther Gordillo sucede justo cuando en el timing legislativo se mezclan varios temas fundamentales para la cacareada transformación. En Palacio Nacional empiezan a resentir la falta de oficio y planeación estratégica que la mayoría de los funcionarios desconocen como parte sustantiva de la administración pública para llevar a buen puerto las metas y promesas del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En este escenario Gordillo lanza una bola ensalivada calificando de “reformita” educativa lo que tiene meses discutiéndose en San Lázaro y, con esa audacia para desafiar al poder presidencial, la maestra confirma que buscará recuperar la presidencia del SNTE y, aprovechando su momento, descalifica lo tejido por Morena en el Legislativo desencadenando la advertencia del Ejecutivo, quien filosamente afirma tener su lugar en primera fila para atestiguar el proceso interno para la elección de dirigentes de ese gremio.

En los próximos días caerá el velo de los verdaderos intereses en la “reformita” educativa, donde la CNTE se disputa también un lugar en el escenario sindical dentro del que hace muchos meses viene introduciéndose un cambio de forma lenta sin que haya habido reacción a una situación que para la 4T se ha vuelto peligrosa, incómoda y, en meses más, insostenible. El gobierno federal se empezará a quedar sin los recursos para afrontarla una vez que se tome conciencia del tamaño de ese monstruo sindical. La falta de visión, experiencia y oficio de la titular del Trabajo y Previsión Social, donde todo se resuelve en consultas familiares, genera una situación problemática que contamina áreas estratégicas para la gobernabilidad y los contrapesos.

Gordillo apuesta a un cambio. En esa ruta ajustará cuentas. Napoleón Gómez Urrutia apuesta a un cambio. En esa ruta también ajustará cuentas. En ciernes está la reforma laboral, epicentro no solo del futuro sindical, sino del económico, ya que trastoca el T-MEC.

Y la 4T funcionando con un paradigma de reacción ante los problemas, utilizándolo para protegerse de las amenazas con una evidente dificultad de adaptación a los cambios incrementales.

El resultado no es nada difícil de pronosticar…

@GomezZalce

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.