• Regístrate
Estás leyendo: Si no trabajamos juntos, 2019 no saldrá bien
Comparte esta noticia
Viernes , 15.02.2019 / 20:33 Hoy

Mercados en perspectiva

Si no trabajamos juntos, 2019 no saldrá bien

Manuel Juan Somoza

Publicidad
Publicidad

Tengo la sensación de que en esta nueva administración, o por lo menos en una parte de ella, no existe un interés en que caminen juntos la iniciativa privada y el gobierno. Hay una división evidente entre los que hoy detentan el poder en la cual unos quisieran aplicar políticas sociales nuevas, respetando la ortodoxia económica y otros que a como dé lugar quisieran impulsar iniciativas de gasto social irracionales, más como medidas populistas o clientelares que tendrían que financiarse con déficits y deuda.

Dicho de otra manera, el nuevo gobierno se está tratando de definir entre una izquierda inteligente, que sin renunciar a sus objetivos sociales quisiera lograr crecimiento económico, y una izquierda anticuada, que aún cree que la solución del desarrollo es quitarle a los que más tienen para dárselo a los más necesitados, negando que los países que practicaron esta teoría en el siglo XX todos fracasaron en el intento y lo único que lograron fue empobrecer a los más necesitados y crear ricos políticos o militares que para sostenerse tuvieron que recurrir a dictaduras vergonzantes.

El mejor ejemplo de esto es Cuba, nación a la que la mayor parte de los izquierdistas venera a pesar de que es un pueblo sumergido en el atraso y la pobreza y qué decir de la República Bolivariana de Chávez que logró en 20 años destruir una próspera economía y hoy está en franco deterioro al borde de una guerra
civil.

López Obrador ha iniciado su mandato dando algunos pasos en falso que mucho nos pueden costar. El error de la cancelación del aeropuerto en Texcoco lo perseguirá a lo largo de su administración toda vez que nunca podrá justificar su decisión. Pero además del daño económico al país, la desconfianza es de tal tamaño que la inversión privada nacional y extranjera que no se atreve públicamente a manifestar; por debajo de la mesa comentan que no saben realmente qué creer y qué no creer de esta nueva administración.

Para que México salga adelante se tienen que poner de acuerdo el gobierno y la iniciativa privada. Si esta comunión no se logra será muy difícil que el país progrese. Me parece que la pelota está en la cancha del presidente de la República, quien tendrá que demostrar con hechos que cumplirá lo que ofreció tanto en la campaña como en la toma de gobierno y si no quiere recapacitar sobre el tema del aeropuerto, creo que a muchos millones de mexicanos nos gustaría que nos diera una explicación. Finalmente, en forma muy educada se lo podemos pedir. Fue una decisión que nos costará entre 5 mil y 10 mil millones de dólares. Que pagaremos entre todos los mexicanos que pagamos impuestos.

Cuando ganó la elección, el Presidente se mostró conciliador; sin embargo, después de que la iniciativa privada genuinamente o no, le dijo que lo apoyarían, por algún raro motivo el decidió engañarlos y no cumplir sus ofrecimientos. Qué lástima, es importante tratar de rescatar que ese sentimiento de confianza vuelva a surgir, si no México no alcanzará un mejor nivel de desarrollo y los mexicanos seguirán esperando un progreso que se ha tardado mucho en llegar.

infor@cism.mx
@CISomozaMusi

www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.