• Regístrate
Estás leyendo: ¿Tenemos que resignarnos?
Comparte esta noticia
Lunes , 25.03.2019 / 20:57 Hoy

La Silla

¿Tenemos que resignarnos?

Manuel Baeza

Publicidad
Publicidad

Ayer hubo balazos cerca de la casa de mis padres. Un par de criminales intentaron secuestrar a una niña y, por fortuna, el custodio de la menor se enfrentó a ellos a tiros e impidió el crimen.

Mi sobrino, que tiene una pastelería a unas cuadras de donde ocurrió el intento de secuestro, llegó a abrir su local la semana pasada y se encontró con que por medio de un cristalazo alguien entró a su negocio, revolvió todo, y al final se llevó su computadora.

Mi hermana, que también vive en esa zona, fue testigo de cómo dos hombres en una moto robaron de manera violenta y cruel a una chica. La joven estaba parada en una equina, cuando los motociclistas se acercaron a ella y le jalaron el cabello con fuerza por atrás para hacerla caer. Luego, le robaron su celular y escaparon. Tuvieron suerte, porque mi hermana es bastante arrojada y decidida, y les persiguió en su auto con la intención de atropellarlos, aunque al final los ladrones brincaron con la moto un camellón y se dieron a la fuga.

En mi caso, durante un tiempo que estuve viviendo en casa de mis progenitores, la camioneta que tripulo amaneció sin salpicaderas, sin emblemas y sin un estribo. Como en el mercado negro me pedían 11 mil pesos por devolverme las piezas, mi vehículo sigue circulando sin ellas.

Todo esto que platico ocurrió en un lapso de poco más de seis meses. Y la colonia a la que me refiero es Monraz. Por mi oficio me entero de la criminalidad a diario. Por eso sé que Jardines Vallarta, Providencia y Ladrón de Guevara son también colonias donde los robos son cosa de todos los días.

No se trata de ser alarmistas ni apocalípticos, pero uno conversa con conocidos o revisa redes sociales, y se encuentra con que el robo y los delincuentes están desatados.

Esta semana el presidente municipal de Guadalajara, Ismael del Toro, anunció la contratación de más policías y la compra de cientos de vehículos para patrullar la ciudad. Es una buena noticia. Mi temor, sin embargo, es que incrementar el número de efectivos sea insuficiente.

Lo mío no es proponer aquí una solución, sino una pregunta: ¿tenemos que resignarnos a vivir así?  

twitter: @baezamanuel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.