• Regístrate
Estás leyendo: Política: los mismos de siempre
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 18:15 Hoy

La Silla

Política: los mismos de siempre

Manuel Baeza

Publicidad
Publicidad

Haga un ejercicio rápido. Cierre los ojos y recuerde un joven, un sólo joven que participe en el primero círculo de una campaña presidencial.

¿Ya pensó en uno?... ¿Le costó trabajo? Me imagino que sí. Porque en realidad en los equipos de campaña de los aspirantes presidenciales hay pocos, muy pocos jóvenes. Y quienes entren dentro de esa categoría de edad, han militado desde hace años en los partidos políticos tradicionales.

¿Quiénes son entonces quienes hablan de cambios? ¿De nuevas propuestas? Los mismos políticos de siempre.

Vea usted a quienes rodean a los candidatos y verá a los Ebrard, Creel, Eruvieles y Castañedas. Son ellos, los políticos de hace años, quienes se llenan la boca hablando de cómo van a cambiar a México.

Y además, cuando apuntamos la vista a las listas de plurinominales de los partidos, nos encontraremos a puros personajes del museo de la política nacional.

¿Somos los mayores los que vamos a cambiar a México? Sinceramente no lo creo. Incluso tampoco estoy seguro de que el cambio que necesita el país venga a través de los partidos políticos tradicionales.

El reto, a mi juicio, es encontrar la manera en la que los jóvenes puedan involucrarse en la política sin corromperse fácilmente, sin perder el entusiasmo a las primeras de cambio.

Estoy convencido de que nuestro país va a cambiar cuando los jóvenes tomen el control; pero no veo a los políticos de siempre dispuestos a soltarlo.

Va otra vez mi extrañeza: ¿qué pueden hacer los Creel, los Ebrard, los Monreal, los Gamboa, los Osorio, los Napoleones o los Delgado para cambiar al país? Nada. Ellos ya tuvieron su oportunidad y la dejaron ir. Y no han dejado nada digno de presumir en materia política.

Calderón y Peña Nieto fueron jóvenes (relativamente) que estuvieron en el poder, y tampoco lograron mucho. Peña Nieto incluso parece haber llevado al país al retroceso.

¿Quién tomará la estafeta entonces?

Haga ahora otro ejercicio. Cierre los ojos y piense en ese joven que puede hacer el cambio. ¿Lo ve?

El banquillo

Secos.- Cada año es lo mismo. Viene el calor y el agua comienza a escasear en el Área Metropolitana de Guadalajara, pues hay que repartir el líquido entre el campo y la ciudad. Ante la falta de agua comienzan las preocupaciones y las quejas, y pocos (por no decir nadie) hace gran cosa. Luego vienen las lluvias y, como cada año, a todos se nos quita el pendiente... hasta el próximo año.

PD. Me resisto a escribir vital líquido, porque el maestro Juan Pablo Rossell siempre decía: “vital líquido la cerveza; lo demás es agua”.

manuel.baeza@milenio.com
twitter @baezamanuel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.