• Regístrate
Estás leyendo: Elecciones y el Club de Tobi
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 15:42 Hoy

La Silla

Elecciones y el Club de Tobi

Manuel Baeza

Publicidad
Publicidad

No es precisamente un Club de Tobi, pero se parece demasiado.

Y tengo que hacer una referencia para todos aquellos que no sepan quién es Tobi y cómo era su club. Tobi, un regordete personaje de la serie de historietas y luego de animación La Pequeña Lulú, tenía una casa de árbol como club en la que se reunía con sus amigos y no permitía la entrada a niñas. Machismo infantil, pues.

Pues algo así, insisto, ocurre en las elecciones a gobernador en Jalisco: no se permite la entrada a niña (o mujeres), y si alguna se “cuela” en la boleta, lo hace bajo las siglas de un partido con pocas esperanzas reales de triunfo.

Veamos las cifras: en la elección a gobernador de 1992, hubo en la boleta dos candidatas de siete posibles (22 por ciento). Las abanderadas fueron Griselda Beatriz Rangel, del PFCRN; y Liliana Reguera, del PVEM.

En el año 2000, cuando más candidatos se registraron (once en total), tres mujeres contendieron: Marisela Moguel, del PT; Isabel García, del Partido de la Sociedad Nacionalista; y Silvia González, del PARM, lo que representa 27 por ciento del total de aspirantes.

Vamos al año 2006: se registraron siete candidatos, y sólo una mujer, Olivia Ornelas, del PSD, lo que significa 14 por ciento del total de aspirantes.

En 2012, hace seis años, hubo cinco candidatos y sólo una mujer en la boleta: María de los Ángeles Martínez, de Nueva Alianza, lo que suma 20 por ciento del total de aspirantes.

Y este año las cosas pintan similares: habrá en la boleta siete candidatos, de los cuales sólo se incluye una mujer: Martha Rosa Araiza Soltero, del Partido Nueva Alianza; es decir, 14 por ciento del total.

La desigualdad de género en las candidaturas a gobernador es evidente. Y no pretendo que se deba imponer una cuota a mujeres. No. Lo que veo es la falta de capacitación y fogueo de los partidos en sus filas femeninas. No hay en Jalisco, por lo que veo, interés en lograr el desarrollo político de las mujeres. Quienes designan mujeres a ocupar la primera magistratura estatal parecen hacerlo más por cubrir cuotas políticamente correctas, que por tener una agenda plural.

¿Quiere un partido romper moldes y postular en 2024 una mujer capaz de ganar? Entonces debe desde hoy trabajar en la capacitación y, sobre todo, exposición de una de sus militantes. Postular una mujer de la noche a la mañana y al cuarto para las doce únicamente evidenciará improvisación.

Y que no me digan que no hay mujeres capaces. Están dentro de los partidos. Basta con que las dejen trabajar y lucir.

El banquillo

¿Ninguno?.- Corríjanme si estoy equivocado, pero no encontré a ningún jalisciense en el equipo de campaña que José Antonio Meade presentó ayer. Vaya que nos falta peso en la política nacional.

manuel.baeza@milenio.com

twitter @baezamanuel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.