• Regístrate
Estás leyendo: Bomberos
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 07:24 Hoy

La Silla

Bomberos

Manuel Baeza

Publicidad
Publicidad

Ayer, a los alrededores del templo de Notre Dame, en París, la gente aplaudía a los bomberos que avanzaban hacia el incendio que devastó uno de los monumentos históricos más emblemáticos de Europa.

La gente aplaudía porque los bomberos en Francia, en México, y en cualquier país del mundo, son aquellos hombres y mujeres valientes que corren hacia el fuego mientras el resto de la gente huye de las flamas.

Los aplausos son merecidos por los pompiers (bomberos) franceses, y en nuestro caso por los apagafuegos que combaten año con año contra los incendios forestales que afectan nuestro entorno.

Ayer nuestro compañero Martín Patiño conversó con tres bomberos forestales involucrados en los incendios de la semana pasada en el bosque La Primavera. Los tres valientes hombres, en una nota que aparece en la presente edición, reconocen que combatir las llamas es un trabajo arriesgado y cansado. Hay que estar alertas y preparados tanto mental como físicamente. Se llega a sentir miedo, reconoce uno de ellos.

No son los bomberos locales héroes anónimos, pero casi. Su trabajo pasa muchas veces desapercibido. Los vemos pasar rumbo a los incendios y nos admiramos, pero pocas veces nos tomamos el tiempo de pensar en ellos más allá de un suceso.

¿Tiene cerca de su casa o trabajo una estación de bomberos? No se lo piense mucho y aproveche para saludarlos, dejarles un pastel, unos buenos tacos, una carta de agradecimiento. Y cuando los vea pasar uniformados rumbo al incendio, o algún otro suceso de urgencia, piense en ellos como los héroes que son.

Prudencia

Templanza, cautela, moderación. Sensatez, buen juicio. Eso es lo que el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define como prudente. Y prudentes es como el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó a los periodistas mexicanos: “Creo que ustedes no solo son buenos periodistas, son prudentes... si ustedes se pasan, pues ya saben, ¿no? Lo que sucede, ¿no? Pero no soy yo. Es la gente... Y no es conmigo. Es con los ciudadanos; que ya no son ciudadanos imaginarios. Hay mucha inteligencia en nuestro pueblo”. Pero ojo, no hay que confundir prudencia con sumisión.

twitter: @baezamanuel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.