• Regístrate
Estás leyendo: El arte salva lo perdido
Comparte esta noticia
Martes , 19.02.2019 / 03:46 Hoy

Entre tangos y vino tinto

El arte salva lo perdido

Magda Bárcenas Castro

Publicidad
Publicidad

Hace algunos días que estoy leyendo “El arte de lo real” La máquina des-escribir II publicado por la Editorial Argentina Letra Viva escrito por Natalia Poblet y Guido Idiart el cual está compuesto por ocho artículos realizados por psicoanalistas quienes reflexionan acerca del arte.
Durante mi travesía literaria pude entender lo que significa “Escribir con el cuerpo”, en cómo el arte nos encuentra y deshereda ese hilo de sentimientos que nos tenía atrapados. La respuesta a lo imposible de soportar, una transformación del trauma en otra cosa; en una definición sencilla: Liberar la mortificación que nos aprisiona.
Y es aquí cuando viene a mi mente una de mis clases de escritura hace casi dos años, recuerdo haber encargado un texto libre acerca de un hecho que para mis alumnos fuera difícil de hablar y donde pudieran desahogarse de forma escrita. A la hora de leer en voz alta y compartir su experiencia una alumna acaparó la atención de todos y me dejó muda pero feliz.
En esa carta ella decidió despedirse de su hijo fallecido años atrás, algo de lo que jamás había hablado, en ese momento ella tenía más de 70 años y era el primer taller de escritura que tomaba pero quedaba claro algo: El arte la había salvado.
Desde niña me he dedicado a escribir, jamás fue con la intención de ser reconocida pero si de conocerme a mí misma. Siempre he tenido la creencia de que “llorar en tinta” es la mejor terapia, la medicina que jamás olvidé tomar y que alguna vez tú deberías probar.
¿Cómo desenterrar los sentimientos que dejamos morir hace tiempo pero que nunca liberamos?
Basta con encararlos, eso sí… hay que llorarlos mucho para tratar de entenderlos y poder solucionarlos. La vida no es fácil, pero podemos quebrarla si somos inteligentes….por más dura que sea.
En estos últimos días me han escrito mucho para pedirme consejos porque dicen que pienso diferente, porque creen que soy “más fuerte”. La verdad es que yo pienso lo contrario, creo que soy más sensible a todo aquello que pasa a mí alrededor y por eso elijo actuar de otro modo, quizá con las esperanza de conocerme más. Creo que a la mejor persona que puedes conocer es a ti mismo. Hoy justo pensaba en eso, en que pasamos la mayor parte del tiempo intentando conocer a otros y menos a nosotros. Pero hay una buena noticia en todo esto: El arte salva. _

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.