• Regístrate
Estás leyendo: No la brinca sin huarache
Comparte esta noticia
Viernes , 19.04.2019 / 11:51 Hoy

Vida cotidiana

No la brinca sin huarache

Luis Walter Juárez

Publicidad
Publicidad

Al acercarse la fecha de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador ha empezado a buscar más adeptos, sin importarle las formas o los medios. Ahora el llamado “Peje”, hizo candidato de Morena por la vía plurinominal al líder minero Napoleón Gómez Urrutia, quien todo indica que será senador de la República. Andrés Manuel sabe que este líder sindical tiene problemas con la justicia en México, pero también sabe que cuenta con muchos mineros sindicalizados que lo apoyan, por lo que cada minero se podría convertir en un voto para Morena el primero de julio.

Las últimas decisiones tomadas por López Obrador, la han empezado a traer problemas, sabe que Napoleón Gómez además de votos le podrá traer distanciamiento con otros grupos, quienes saben que el líder minero está acusado de fraude y lavado de dinero, por lo cual no puede pisar territorio mexicano, ya que de hacerlo, de inmediato sería puesto tras las rejas. Pero así como Gómez Urrutia, Andrés Manuel le ha abierto las puertas a todo mundo, en su desesperación, en su afán de conseguir tener más gente de su lado, por lo que ya se encuentran en sus filas panistas, perredistas, priístas y todos aquellos que salieron de los demás organismos políticos.

Al igual que a Gómez Urrutia, “El Peje” también nombró a Nestora Salgado como candidata a una senaduría y esta señora que fue coordinadora de la Policía Comunitaria en la sierra de Guerrero, fue acusada de participar en 30 secuestros y ya estuvo presa. En fin, ahora el que se está convirtiendo en el jefe de la mafia del poder parece que es el mismo López Obrador, por lo que ya los analistas políticos sienten que el tabasqueño perdió piso, que ya en estos momentos llegó a la cúspide y no podrá subir más, mientras que los otros candidatos, incluidos Margarita Zavala y Jaime Rodríguez, empezarán a ganar terreno y subir en las preferencias.

El abanderado de Morena se las sabe de todas todas y en últimas fechas se la ha pasado prometiendo y prometiendo, porque sabe que el prometer no empobrece y ya en la silla presidencial, todo se olvida. Todavía falta la recta final y es en la misma en donde muchos candidatos se han quedado en el camino.


walter.juarez@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.