• Regístrate
Estás leyendo: Todo siguió igual
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 19:42 Hoy

Catarata

Todo siguió igual

Luis Petersen Farah

Publicidad
Publicidad

Mucho pleito y pocas propuestas. Lograron, es cierto, que Andrés Manuel López Obrador renunciara al Amor y paz de la temporada y que dedicara demasiado tiempo a encontrar un insulto adecuado que lo dejara tranquilo: “Ricky Riquín Canallita”.

Sí, lograron impacientar al puntero... pero nadie ganó con eso. Soy de los que esperaba más del debate. No es que me disguste el pleito, es solo que yo tenía la expectativa de que al menos alguien, peleando o no, figurara ahí como posible competencia directa de AMLO.

Esperaba que en algún momento, y en algún sentido, los interesados pudiéramos establecer una diferencia entre Ricardo Anaya y José Antonio Meade (lo digo en estricto orden de las encuestas). Pero no se dio. Tampoco puedo decir que entre ellos no se tocaron ni con el pétalo de una rosa; algo se dijeron, pero ahí, entre ellos, no hubo en realidad debate alguno.

Ninguno de ellos logró sobresalir. Más bien aparecieron como amarrados uno al otro, de tal manera que no podrían subir porque quedarían detenidos por el que permanecía abajo... como si el resultado de la elección ya estuviera escrito y aceptado, como si estuviera prohibido acercarse al puntaje de López Obrador, quien solo expresaba con gestos y palabras: “¿ya ven? Es la mafia del poder, es el Prian”.

Anaya y Meade (ahora lo digo en estricto orden alfabético) fueron aplicados estudiosos de los datos básicos de la realidad nacional. Ambos, uno más por los libros y otro por la experiencia, se sabían al dedillo las respuestas. Ambos utilizaban términos de orden en sus planteamientos: en primer lugar... en segundo, en tercero...

Y ambos parecen creer que para ser presidente de su país deben saberse todo, sin darse cuenta que el perfil que proyectan es el de dos buenos asesores presidenciales. Yo los contrataría.

Para acabar de banalizar la política, estaba El Bronco (“¡dense un abrazo!”). Él tenía tan poco qué decir en el debate que una frase se convirtió en muletilla de los moderadores: “Candidato Jaime Rodríguez Calderón, todavía tiene tiempo de réplica. ¿Quiere usarlo?”.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.