• Regístrate
Estás leyendo: El PRI y sus crisis
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 11:31 Hoy

Catarata

El PRI y sus crisis

Luis Petersen Farah

Publicidad
Publicidad

Entre los escenarios partidistas para Nuevo León en 2018, el correspondiente al PRI es el menos borroso. En el PRI ha habido crisis, hay crisis, habrá crisis.

Aquí se suman las derrotas. Desde junio del año pasado, perder la gubernatura puso al PRI de rodillas.

Por un lado estaba el reclamo externo: el PRI había cobijado un Gobierno Estatal acusado de corrupción y desacreditado, entre otras cosas, por haber sido el que favoreció la llegada del primer Gobierno Estatal independiente del país.

El nuevo Gobierno ha mantenido al PRI literalmente "vinculado a proceso" (como se dice ahora). Eso significa que mientras pueda no lo va a soltar (como se decía antes). La memoria del votante no se pierde si cada día avanza un juicio de corrupción.

Por otro lado estaba el reclamo interno, el de los priistas que habían sido "cortados" del proyecto medinista y que lo culpaban por un manejo inadecuado del partido, incluyendo la selección de candidatos y la campaña.

Costó mucho trabajo estabilizar la barca desde la dirigencia nacional en el último año. Manlio Fabio Beltrones contó con Héctor Gutiérrez de la Garza para, tras la renuncia del jefe estatal Eduardo Bailey, alargar la decisión con un interinato y operar mientras tanto la unidad en favor del ex alcalde César Cavazos, que en ese momento se convertía en símbolo de un buen gobierno, era la clave para ganar elecciones.

Con las derrotas de 2016 en otros estados, que llevaron finalmente a la renuncia de Beltrones, se sumó otro ingrediente a la crisis del PRI nuevoleonés. Exactamente lo contrario que sucedió con el PAN de Nuevo León. Un partido cuando gana, reúne; cuando pierde, dispersa.

¿Qué le queda? Aguantar y gobernar bien. La lección de estos procesos electorales ha sido la misma. Si algo está claro es que los votantes saben castigar a los que los gobiernan mal. La bolita está en estos momentos en los priistas que tienen cargos públicos. A los alcaldes y diputados más les vale que lo hagan bien. Se quedan sin credenciales.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.