• Regístrate
Estás leyendo: La ciudad y sus muros
Comparte esta noticia

Catarata

La ciudad y sus muros

Luis Petersen Farah

Publicidad
Publicidad

Como si no fuera suficiente con los muros naturales que dividen nuestra ciudad, ríos y montañas, en lugar de buscar formas de superarlos nos hemos esmerado en construir otros muros nuevos, igualmente infranqueables.

Entre viaductos que no se pueden cruzar ni en auto ni a pie (olvídense de la bicicleta) y vías de tren que, justo para evitar accidentes, tienen los menos cruceros posibles, hemos acabado por construir una ciudad de sectores incomunicados.

Entre estas “murallas viales” están, por supuesto, Garza Sada y la carretera Nacional. Si vives o trabajas de un lado, mejor ahí te quedas. Cruzar por alguien es un verdadero acto de amor.

También Gonzalitos, por poner algún ejemplo común. Hay que ir hasta el siguiente paso a desnivel para poder ir al otro lado. Si uno va en auto no hay mayor problema, solo es pérdida de tiempo y combustible, sobre todo en las largas horas de tráfico. Pero si uno quiere cruzar caminando, entonces sí que las cosas se ponen difíciles. Son cientos de metros de caminar al lado de vehículos hasta encontrar un puente peatonal o el siguiente paso a desnivel donde se batalla para encontrar una banqueta o un respetable paso cebra que haga al caminante visible ante los conductores.

Y San Pedro no canta nada mal. Vasconcelos es una de las avenidas más inhóspitas y tormentosas de la metrópoli. Saliendo del túnel de la Loma Larga es una autopista oscura, sin cruceros, sin semáforos, sin retornos y sin puentes, una auténtica muralla urbana que solo se podría atravesar en helicóptero; luego, en la parte más urbana, tiene las banquetas más utilizadas, pero más estrechas del municipio y solo se puede cruzar con seguridad en los poquísimos pasos que operan desde hace unos meses.

Mañana el Presidente y el gobernador presentarán aquí un sistema integral de movilidad metropolitana. ¿Resolverán trenes, tarifas, rutas, empresas de transporte y, además, banquetas y cruceros? Para andar en camión también hay que ejercer el duro oficio de peatón.

luis.petersen@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.