• Regístrate
Estás leyendo: Desde lo local
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 01:34 Hoy

Catarata

Desde lo local

Luis Petersen Farah

Escuchar audio
Publicidad
Publicidad

Hay que replantear las elecciones con sus leyes, sus organismos y las decisiones al respecto. Está claro... Pero, por favor, hay que pensarlo bien.

Primero fue Coahuila, en 2017, donde la complejidad de la elección a gobernador por las múltiples posibilidades de voto válido prácticamente hundió el barco.

Luego, en 2018, fueron las elecciones estatales de Puebla y las municipales de Monterrey y Guadalupe, Nuevo León. En estas últimas, los tribunales jugaron un papel más allá de lo previsible.

¿Otra reforma electoral? Seguro que se necesita. Lo que han producido las elecciones concurrentes y las alianzas múltiples es una complicación inmensa. Si se le suma la queja generalizada del costo de los procesos electorales, la reforma se hace urgente.

Hay quienes con las razones anteriores han tomado la vía rápida: están puestísimos para firmar el acta de defunción de las Oples.

Pero se requiere un mejor diagnóstico. Otros han comenzado a poner la discusión en su sitio. Es el caso de las consejeras electorales de los estados, reunidas en la AMCEE (Asociación Mexicana de Consejeras Estatales Electorales) y sus invitados al foro de discusión: “La democracia se construye desde lo local”, realizado hace una semana en el INE.

Los participantes al foro, convocado por Miriam Hinojosa Dieck, presidenta de la AMCEE, subrayaron la aportación de los organismos locales a la democracia. Reconocen “oportunidades de mejora”, pero también ven los avances y las buenas prácticas que los institutos de los estados han puesto al servicio de las elecciones del país. “Porque sabemos que la democracia se construye desde lo local, asumimos el reto de hacer nuestra parte para lograrlo”, concluyen.

Y es cierto que los municipios y los estados han sido los primeros en voto de mujeres, en paridad y en candidaturas independientes. Han sido los primeros en hacer viable el voto a los discapacitados y los primeros en facilitar la identificación de los votantes transgénero, previniendo actos de discriminación.

La democracia, pues, al menos en alguna medida se construye desde lo local. Que es caro, ni quién lo dude. Pero hacer las cosas al aventón será más costoso. Hay mucho qué pensar, criticar y autocriticar frente a las experiencias recientes antes de tirar lo construido. De parte de todos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.