• Regístrate
Estás leyendo: Nadie la extrañaba: a la incertidumbre
Comparte esta noticia
Lunes , 25.03.2019 / 10:41 Hoy

Tribuna futbolera

Nadie la extrañaba: a la incertidumbre

Luis Miguel Rodríguez Cruz

Publicidad
Publicidad

Un tanto espantada anda la afición respecto a los jugadores que han salido del Club Santos. Era comprensible que, tras la obtención del título y el buen accionar de los jugadores, el Santos entrara en el radar del interés nacional e internacional por parte de otros equipos. Así sucedió. Una vez finalizado el torneo dijo la directiva que la intención era, palabras más, palabras menos, que se quedara la base del equipo campeón, que nadie saliera. La intención cuenta, pero a veces es imposible rechazar ciertas ofertas que el mercado pone sobre la mesa. E irrechazables terminaron siendo (dadas las actuales circunstancias). 


Sin la central titular se quedó ya el Santos. Porque a nadie se le debe olvidar que los centrales titulares fueron Izquierdoz y Araujo (hasta antes de la lesión). 


Lo de Alcoba terminó siendo muy redituable, pero ese es otro asunto. Y Djaniny... en el futbol el gol es lo más caro, y conseguirlo es brutalmente complicado. 


Djaniny significó goles cristalizados que terminaron subiendo al marcador. Pero se ha ido. Lo de la posibilidad de Oribe sonó bonito, pero a fin de cuentas una posibilidad que no verá la luz. Pero lo que hay es complejo: sin la central que se consolidó y sin el goleador del pasado torneo.

El Club debe resolver obligatoria e irremediablemente ambas situaciones que, aún sin haberse jugado el primer partido, ya queman. Sin una defensa central confiable hay garantía de recibir goles y eso acrecienta la probabilidad de perder partidos . En el mismo contexto: sin un “killer” eficiente del área resulta complejo anotar goles y ganar partidos. Pues bien, el Santos tenía una buena central y un “killer” de confianza. Ya no. Siboldi habrá de empezar la tarea de estructurar algo que ya estaba estructurado y, lo más difícil, lograr que carbure. Los nuevos aun tienen etiqueta de “incógnitas”. 


Entiendo el mercado y entiendo al Club Santos, pero hay algo que me ha dado vueltas por la mente en los últimos días: El Santos estaba para bicampeón. No había, salvo Toluca, otro equipo tan compenetrado en un sistema y con un accionar colectivo como lo era el Santos. Los demás equipos empezarán a buscar sobre la marcha un sistema y un funcionamiento para tratar de jugar a algo. El Santos ya tenía todo eso. 


Una cosa es innegable: éste torneo no se parecerá al anterior.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.