• Regístrate
Estás leyendo: Más ganancia que pérdida
Comparte esta noticia
Viernes , 19.04.2019 / 16:11 Hoy

Tribuna futbolera

Más ganancia que pérdida

Luis Miguel Rodríguez Cruz

Publicidad
Publicidad

Tres partidos recientes del Santos que han servido para que el equipo tome espesor y consistencia. 

Una especie de mini pretemporada express de visita; tres partidos en donde, más allá de los marcadores (3-0 en León, 0-2 vs. Red Bulls y 2-2 en Veracruz), el Santos embaló mejor sus piezas. Es muy importante hacer a un lado los resultados para analizar el funcionamiento. 

En León, antes del 1 a 0 de Ángel Mena, el Santos ya jugaba mejor… y después de ese 1 a 0 lo siguió haciendo bien para lograr el empate, hasta que vino el error conjunto entre Dória y Orozco. Pero el Santos mostró hechuras y buen juego. El resultado fue injusto.

Después vino el viaje a la hielera de Nueva York, donde el Santos se fajó, se adueñó de la pelota, pasó aprietos, Orozco se lució, pero el equipo supo ser contundente cuando debía. 

Paso gigantesco para resolver en casa la eliminatoria el próximo martes. Y lo del viernes en Veracruz: un Santos dinámico, vertical, incisivo e incluyente para con todo su aparato ofensivo. Todos (de medio campo hacia adelante) participan en ataque, todos generan peligro y todos intentan cosas diferentes. 

El Santos está ganando variedad ofensiva. Si lo del viernes en Veracruz hubiera sido empate en pelea de Box, el Santos habría ganado por decisión.

Cada vez me gusta más el papel y la responsabilidad que ha caído sobre Valdés: sabe con la pelota y le gusta hacer jugar a los compañeros. De igual manera, Correa está cada vez más vinculado a Furch. 

Tanto Valdés como Correa pecan por momentos de individualismo, pero se podría decir que es algo común dentro de la naturaleza de los atacantes con deseo de mejora en su juego individual. 

Pero lo positivo es que todos juntos cada vez carburan mejor. El viernes vimos un partido entretenido que tuvo de todo. Los lapsos de mejor juego fueron del Santos que fue urdiendo sus ataques un tanto artesanales.

Tres visitas consecutivas que curtieron más al equipo. Lo que se avecina debe ser alentador: finiquitar la eliminatoria de cuartos de final de Concachampions ante NY (hay que dar una buena alegría a la afición en casa) y después tumbar al Necaxa el próximo domingo 17 en el TSM. 

Es momento de que el buen juego se refleje de manera notoria en el marcador. El Santos está encontrando la cuadratura y está ganando en modelo de juego.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.