• Regístrate
Estás leyendo: Que un viejo amor, ni se olvida ni se deja
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 15:48 Hoy

Opinión

Que un viejo amor, ni se olvida ni se deja

Luis Lozada León

Publicidad
Publicidad

Dice la afamada canción de Juan Gabriel: “Que un viejo amor, ni se olvida ni se deja que un viejo amor, de nuestra alma si se aleja, pero nunca dice adiós que un viejo amor”.

Este tipo de relación políticamente hablando, nació en la elección pasada entre Ana Tere y Anotnio Gali Fayad.

Ana Teresa Aranda Orozco nació en León, Guanajuato el 26 de enero de 1954, es una política mexicana, ex miembro del Partido Acción Nacional, fue titular de la Secretaría de Desarrollo Social en el gobierno de Vicente Fox. El 27 de enero de 2008 fue nombrada Subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, cargo que desempeñó hasta abril de 2009.

Ana Teresa Aranda es candidata independiente al gobierno de Puebla por la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el Instituto Electoral le otorgó el registro correspondiente en forma inmediata.

La expanista inició su campaña con dos semanas de demora provocadas por los retrasos del órgano electoral de Puebla.

Lo anterior me hace recordar que Ana Tere es ave de tempestades, y que en junio de 2013, ella misma se sumó a la campaña de Antonio Gali para la alcaldía, dando una tregua a su acérrimo enemigo el gobernador Moreno Valle, dado que se trataba de Antonio Gali Fayad que era su amigo y que además garantizaba un excelente gobierno.

Recuerdo una foto en la que la panista ahora independiente levantaba la mano de Antonio Gali Fayad y decía que su unión con el abanderado de la coalición Puebla Unida no era una incongruencia, si no un acto de amor a la ciudad.

Situación en la que no se equivocó porque casi en tres años, el rostro de la ciudad cambió.

Incorporándose a la campaña de Antonio Gali como una de sus principales promotoras.

Y que ahora en su nueva aventura como candidata independiente, yo considero que será congruente con sus principios y sabe que no obtendrá el triunfo y los pocos o muchos votos que pueda obtener de ningún modo se los ofrecerá a otro contendiente si no que por la profunda amistad que los une seguramente lo tendrán analizado y platicado para poder aspirar a una propuesta común en donde sin lugar a dudas el triunfador será Antonio Gali Fayad.

Porque en el fondo Ana Tere se siente en deuda con Gali, lo reconoce y está dispuesta a corresponderle porque ella bien sabe que la amistad y la lealtad son virtudes incrustadas en ella. Recordando el proverbio que dice: “La memoria del mal tiene larga huella; la memoria del bien muy pronto pasa”, y es que tenemos la mala costumbre de guardar los agravios recibidos y esto no ocurre con los beneficios que les prestamos a los demás y el inmenso trabajo que nos cuesta realizarlo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.