• Regístrate
Estás leyendo: Política, una gestión de gobernabilidad
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 01:34 Hoy

Opinión

Política, una gestión de gobernabilidad

Luis Lozada León

Publicidad
Publicidad

Una vez más asistimos a otro escenario electoral, sólo que ahora con una aplastante y algo esquizofrénico Morena, pegándose entre ellos mismos como nunca lo habíamos presenciado, acto conocido en política como “fuego amigo”.

Insípidas y poco inspiradas han comenzado las campañas electorales, esta vez cuentan con menor tiempo y con tan sólo un debate oficial programado, arranca esta pugna entre sólo tres candidatos de los tres partidos más importantes; destaca la coalición PAN, PRD, Movimiento Ciudadano que siempre ha dado buenos resultados en Puebla.

Como en la elección del año pasado, me causaron extrañeza las recientes encuestas que dan como puntero, muy arriba de lo normal, al candidato de Morena. Motivo por el cual acudí a los expertos, a fin de que me explicaran qué es lo que pasó. Manifestándome que está vez el número de indecisos puede ser un factor determinante a la hora de la verdad, ya que ronda en el 29%, por lo que nada está escrito ni definido aún, pero lo cierto es, que como la vez pasada, ese porcentaje de indecisos votó y le dio a Martha Erika Alonso un triunfó amplio y holgado por más de cien mil votos.

Así, indicándome que según la reciente encuesta el 35.9% de la votación sería para Miguel Barbosa, el 23.6% sería para Enrique Cárdenas, y en un tercer lugar nos encontramos una vez más al PRI, con 11.5 %; el 29% restante es para los que se sumen o para los indecisos; que además, cabe mencionar que Luis Miguel Barbosa ya no puede crecer más, ya están perfectamente definidos sus votantes y su votación, lo que llaman “voto duro”, y si le damos la gracia a Cárdenas del voto del luto, en ese gran impacto y conmoción que causó la muerte de la gobernadora, ese porcentaje de indecisos, seguramente pasará a la votación de Cárdenas.

Cabe destacar que, el apellido Cárdenas tendrá que ver también con un porcentaje de aproximadamente 3% favorable al que lo porta. Así mismo, esperemos, el presidente cumpla su palabra de total imparcialidad, ya declaró que no se presentará de gira en Puebla durante la campaña, y prometió no inmiscuirse de ninguna forma partidaria.

En estos primeros días de campaña notamos a los tres principales candidatos,empezando por Morena, con mítines multitudinarios, en cabeceras municipales, en un claro y sonoro acarreo, con torta y “chesco” incluido. Enrique Cárdenas con un discurso realista, poco conmovedor, pero eso sí, con mucho sentimiento. Y del priísta Jiménez Merino diremos que tiene un techo definido de su votación en el campo, es decir, el voto verde se lo está ganando, y ahora más con el empujón de Melquiades Morales ex gobernador muy apreciado en Puebla.

Si convenimos que nosotros los poblanos somos especiales y diferentes al resto del país, abonando nuestra forma de ser, diremos que de los tres, el que gane deberá reconstruir lo social y dejar atrás los innecesarios conflictos, recordando que la política es una gestión de gobernabilidad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.