• Regístrate
Estás leyendo: Botellita de Jerez, una anécdota
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 21:04 Hoy

Opinión

Botellita de Jerez, una anécdota

Luis Lozada León

Publicidad
Publicidad

Ahora recuerdo que a finales de la década de los ochentas, asistimos al entonces Distrito Federal invitados por Alejandro Lora, a la presentación de su disco “El niño sin amor” en casa Veerkamp.

Posterior al evento, en charlas diversas, el asunto fundamental era concretar la vista del TRI de Lora y de Botellita de Jerez a Puebla, para apoyar la campaña de Ricardo Moreno Botello a la rectoría de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP). A Lora pudimos convencerlo entre anécdotas y pensamientos afines. Estuvimos presentes en casa de Joel Ortega, Manuel Santiago Pérez Chalini, Enrique Condes Lara, entre otros.

Posterior a eso y ya en plena campaña electoral, me ocupé de la logística del viaje de Botellita de Jerez, quienes se presentaron en Ciudad Universitaria. Fue entonces que conocí y compartí con Armando Vega Gil bajista de los “Botellos”, compositor, fotógrafo y escritor mexicano, con el cual conservé una larga amistad, ya que fui invitado a varios eventos por ellos.

Pues bien, como todos saben, lamentablemente Armando se suicidó la madrugada del pasado lunes 1 de abril. Sabemos que el suicidio es el acto por el que una persona de forma deliberada se provoca la muerte. Por lo general, es consecuencia de la desesperación derivada o atribuible a una enfermedad física, mental o como consecuencia de un evento traumático.

Sí que le pudo, le caló a Armando Vega Gil la acusación que le hicieran en #MeTooMúsicosMexicanos.

En un tweet póstumo, que aún se puede ver integro en línea, él narraba: “La denuncia que se hace en #MeTooMusicosMexicanos es anónima y quien la lanza a las redes está en todo su derecho de hacerlo así, pero esto pone en entredicho toda mi carrera. Insisto, no ocurrió… Gracias a los que se mostraron solidarios conmigo, a los que me cobijaron con su amor estos 64 años. No se culpe, pues a nadie de mi muerte: esta -el suicidio-, es una decisión consciente, voluntaria, libre y personal. Hasta pronto, Armando Vega-Gil”.

La razón del suicidio no es otra que la depresión, la impotencia y el agravio. No vio otra salida. Su vida como figura pública quedaría manchada para siempre.

El uso de las redes sociales debe conducirse con responsabilidad, y más en estos delicados casos, porque un testimonio anónimo sin pruebas genera dudas e incertidumbre y acaba polarizando y cuestionando un movimiento que por demás es necesario. Lo digo también por los anuncios subliminales propagandísticos que en lugar de redimir, condenan y esclavizan.

La verdad es que la vida se vive sólo una vez, es deliciosa encantadora, horrible espantosa, dulce amarga, fascinante, placentera, excitante, sensual; la vida es todo he aquí un punto en el que todos podríamos estar de acuerdo y reconciliar a todos los que se combaten mutuamente de ver a nuestros vecinos alegres, cuando nosotros estamos tristes. _

Recordemos el origen del movimiento y campaña Estadounidense

#MeToo#, que se pronuncia ,mitúm que en español significa yo tambiény y que se multiplicó por las denuncias a partir del caso del productor Harvey Wenstein, quien acosó, chantajeó y abusó de varias actrices, y operó bajo la complicidad tanto de hombres y como de mujeres que estaban enterados del asunto, desprendiéndose de este hecho una lista interminable de famosos y no tan famosos como abusadores, incluyendo al mismísimo Trump.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.