• Regístrate
Estás leyendo: “¡Te volaste la barda, Miguel!”
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 10:32 Hoy

Panóptico

“¡Te volaste la barda, Miguel!”

Luis García Abusaíd

Publicidad
Publicidad

Miguel Riquelme está hincado con sus brazos en cruz, frente al altar de la Capilla del Cristo de las Noas. Emocionado, el espíritu del sacerdote José Rodríguez Tenorio lo observa y piensa: “perdona que llore, Señor mío y Dios mío, pero cuando concebí este recinto, nunca imaginé ver a un Gobernador Electo del PRI, encomendarse a ti”.

Reza Miguel: “Porque sé que ‘no nos predicamos a nosotros mismos, sino a ti Cristo Jesús como Señor, y a nosotros como siervos vuestros por amor de Jesús’, hoy me encomiendo a ti, mi Cristo de las Noas para prometerte que si me concedes ser Gobernador Constitucional:

“Impulsaré un Pacto Social que facilite el encuentro y la reconciliación entre coahuilenses, con un propósito claro: Trabajar por el mejor futuro para Coahuila.

“Integraré mi equipo de trabajo con los mejores hombres y mujeres de las regiones del estado bajo tres características: honestidad incorruptible, experiencia y capacidad técnico-profesional y entrañable amor por Coahuila. Su filiación política será irrelevante.

“Elaboraré un Plan de trabajo Sexenal en estrecha, no simulada, relación con cámaras empresariales, universidades, clubes de servicio, colegios de profesionistas, organizaciones de la sociedad civil, sindicatos e iglesias. Incluiré a habitantes de colonias populares y comunidades rurales, así como a minorías sexuales, personas de la tercera edad y de capacidades diferentes.

“Aseguraré que dicho Plan tenga un robusto Sistema Estatal Anticorrupción –ciudadanizado de raíz-; un fuerte Sistema de protección a los derechos humanos fundamentales de los coahuilenses y un sólido Sistema que facilite la ciudadanización del poder público en sus facetas más sensibles.

“Resolveré con el Congreso los temas que más agravian a los coahuilenses. Entre otros, el origen y destino de la deuda legada por Humberto Moreira.

“Deslindaré mi gestión del llamado Moreirato”.

Entre sollozos, el espíritu del padre Rodríguez Tenorio, enfundado en su perenne camiseta priista, exclama: “Miguel, hijo, te volaste la barda, ¡sigues en campaña!”


canekvin@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.