• Regístrate
Estás leyendo: “El Mejor FIN con el Maestro Popochas”
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 16:11 Hoy

Panóptico

“El Mejor FIN con el Maestro Popochas”

Luis García Abusaíd

Publicidad
Publicidad

Durante cada Buen Fin me recluyo en la casa de mi mentor el Iluminado Popochas a meditar en silencio.

Sentado en posición de flor de loto, el incienso tibetano de madera de sándalo y esencia de jazmín inunda mis sentidos.

Mientras mi mente insiste: “En tus marcas, listos…¡a comprar!”; pero el Maestro me precisa:

“Concéntrate en tu respiración. Recuerda que consumir, ‘por lo general, sólo llena un vacío provocado por la misma sociedad que nos incita constantemente a comprar’”.

Continúo meditando. Pasan 3 horas y, en ese momento, me distrae la imagen de la Smart TV Curva Samsung 75 abaratada en Liverpool. El Maestro me reconviene: “Focalízate hijo.

Eres clase mediero, evita ‘la impostura, simulando que tienes más de lo que tienes, so pena de asfixiarte –aún más- por las deudas y paralizarte por el pánico. Pánico de vivir, de caer, de perder el trabajo, el auto, las cosas; pánico de no llegar a tener lo que se debe tener para llegar a ser’”.

Retomo atención plena sobre mi respiración. Transcurren 6 horas y me despisto con el papel higiénico parlante, en el cual grabaría mensajes a mis compadres en la próxima carne asada; conseguible en Mercado Libre. El Avatar me reconviene:

“Tranquilo. Regresa a tu estado de plenitud. No permitas que los comerciantes y dueños de los medios de comunicación te obliguen ‘a contemplarte en el espejo único, que refleja los valores de la cultura de consumo’. Pues mientras compras la pantalla o el papel higiénico parlante ellos se embolsan 100 mil millones de pesos en 3 días”.

Descansa me dice el Vidente.

Me ofrece té, pastel de soya y galletas de gluten de trigo. Termino y reinicio la meditación. Concentrado, abrazo mi respiración. 6 horas después, cansado, visualizo una borrosa figura que me dice: “En una sociedad tan desigual como la nuestra. ‘La publicidad niega lo que ofrece’; lujo y magia que solo la clase media alta y alta pueden comprar. Mientras la clase media sueña y aspira; ‘los pobres reciben cárcel y balas como terapia’”.

Concéntrate, insiste el Maestro, una vez más.


canekvin@prodigy.net.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.