• Regístrate
Estás leyendo: Las amenazas de Trump
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 06:39 Hoy

Ciencia y política

Las amenazas de Trump

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

Ya no me da coraje, me da pena ajena.


Yo hice mi posgrado en universidades del noreste de Estados Unidos y conocí gente muy inteligente y muy creativa, no solo en el campo de la ciencia, sino también de la economía, de la filosofía y de la visión cosmopolita del mundo actual. Es decir, América del Norte está llena de intelectuales valiosos, pero como contradicción a su calidad, la clase media eligió a un pobre señor que juega con la política y hace mucho daño a muchos países.

Recientemente ha hecho otras amenazas y la última es de cobrarnos aranceles a los automóviles y a todos nuestros productos, si no cerramos la frontera con Centroamérica y además ha dicho, en forma de insulto, que México no está cumpliendo sus funciones y su trabajo en forma adecuada.

Ya es parte de su sistema de amenazas que se describen en su libro de cómo hacer negocios;

pero una cosa es hacer negocios mercantiles y escamotear al fisco, como él lo hace, y otra es dirigir una gran nación, que influye en todo el mundo y principalmente, por desgracia, es nuestra vecina y dependemos muchos de ella, pues como dijo Porfirio Díaz: Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos.

Por supuesto que esta cercanía nos ha dado muchas ventajas por la enorme creatividad que tienen los norteamericanos, pero ya las continuas y recientes declaraciones a las que hace oídos sordos nuestro presidente López Obrador, con una técnica extraña o a lo mejor muy correcta de no escuchar los ladridos, sino solamente ver lo positivo de la cercanía y no salir a defender la dignidad de México, como lo hacían otros presidentes.

Todo este enredo de amenazas ya no me da coraje, como las primeras. Me da pena ajena con los americanos, porque gente tan valiosa debe estar llena de vergüenza por tener un presidente que basa su política, como si fuera un boxeador de tercera categoría: en puros trancazos y no tiene capacidad de pensar y resolver los problemas.

Descartes: Pienso, luego existo… Las amenazas son como los ladridos de los perros que describía Cervantes. Quiere decir que vamos por buen camino.


luisetodd@yahoo.com


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.