• Regístrate
Estás leyendo: La libertad de expresión y de prensa son un triunfo de la democracia
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 17:57 Hoy

Ciencia y política

La libertad de expresión y de prensa son un triunfo de la democracia

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

No se pueden poner en riesgo las fuentes de los hechos.

Como es costumbre en sus conferencias mañaneras, que son muy espontáneas y en donde siempre se observa buena fe, el Presidente dijo que un grupo periodístico debería señalar sus fuentes, para poder justificar los artículos en donde se critican las acciones del gobierno.

Este hecho, al margen del grupo, afecta a todo el sistema de comunicación del país y arriesga el prestigio de México, porque la libertad de expresión, que está en la Constitución, y la confidencialidad de la información de los hechos, que son sujetos a crítica popular por las acciones del gobierno, son elementos fundamentales de la democracia y de la libertad, están inscritos en la Carta de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas y también tienen sus riesgos, porque el anonimato siempre produce una ventaja, sobre aquel que señala un hecho, que si no se comprueba, pues está diciendo una mentira. Esto es mejor que el caso de los periodistas que quieren gobernar, en lugar de solo informar.

La opinión del Presidente probablemente fue dada en un momento de emoción, pero está mal de principio y más aún que ahora en el internet, el anonimato es parte sustancial de la vida moderna y los lectores tenemos que ver si ese anonimato es un insulto o una crítica sin fundamento, además de que el juicio de los hechos ha cambiado desde la antigüedad, o de cuando solo había prensa escrita, a la actualidad con la prensa verbal, radiofónica y televisiva.

Y más aún con el internet y las redes sociales, donde un porcentaje muy alto de lo que se señala es mentira o se usa para atacar o criticar, expresando los valores negativos del ser humano, como el odio, la mentira y las acciones perversas.

Yo pienso que la aparición del internet y de los súper canales de información tienen que hacernos cambiar el criterio y profundizar más en darnos a los lectores la capacidad de observar lo que es cierto y lo que es mentira, al margen de conocer el anónimo, que de por sí es inmoral y solo algunas personas honestas lo señalan frontalmente.

A mí no me gusta la mentira, pero prefiero el libertinaje de algunos medios a la mordaza a la libertad de expresión.

Descartes: Pienso, luego existo… La libertad de expresión y de comunicación son indispensables en un régimen que respeta la opinión popular.

luisetodd@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.