• Regístrate
Estás leyendo: La infamia de la tramitología
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 02:24 Hoy

Ciencia y política

La infamia de la tramitología

Luis Eugenio Todd

Publicidad
Publicidad

“Perjudica más a los pobres que a los ricos.”

El gobernador dijo recientemente que había reducido la serie de trámites para asuntos de la cosa pública; según esto, los redujo 70%, pero las buenas intenciones no fueron tomadas en cuenta por la burocracia del Gobierno. Respecto a lo anterior existen múltiples ejemplos, como los de las infracciones de Tránsito.

Además, la tardanza en los trámites es seguramente con la intención de favorecer la mordida, o como usted quiera llamarle. En otros países del mundo con cinco trámites se abre una empresa; aquí se requiere una multitud de papelería para lograr crear una fuente de trabajo. En otras naciones, las facilidades tanto para cumplir los mínimos requisitos como para pagar, hacen que la gente respete y admire al funcionario público y lo enaltezca.

En nuestro país gestione usted que le regresen un automóvil que tuvo un accidente, aunque usted no haya tenido la culpa, y verá el tiempo, el esfuerzo y las mordidas que se requieren; pero sobre todo la burla, que es infame, para el ciudadano que tiene que aguantar pacientemente el carácter del funcionario en turno.

En otras áreas, como la jurídica, es mucho más complejo, y al final todo se reduce a papelería que termina en los archivos, y aunque ahora existen computadoras, en muchas ocasiones no se les da la utilidad debida, argumentando no haber sido oportunamente denunciado el hecho. Este último ejemplo lo saqué de una denuncia a la policía, por robo, y aunque fue mínima la papelería se hizo perder tiempo, dinero y esfuerzo al llamado denunciante, que más bien debería llamarse cliente.

Por lo anterior espero que la promesa del gobernador se haga cierta y que en ese capítulo podamos presumir que en Nuevo León sí hay interés ciudadano del Gobierno.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.