• Regístrate
Estás leyendo: ¿Piropo o acoso?
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 16:04 Hoy

Desde mi rincón

¿Piropo o acoso?

Luis Augusto Montfort García

Publicidad
Publicidad

A partir de numerosos abusos sexuales perpetrados contra mujeres en muchos lugares y durante mucho tiempo, se ha despertado un sentimiento de solidaridad con ellas, que ha venido creciendo y manifestándose sobre todo a través de las redes sociales. 

En este escenario, el asunto del respeto al género femenino y la idea del acoso sexual, ha hecho aumentar cada vez más la discusión sobre cuál es la frontera entre el piropo y el acoso.

La palabra “piropo” del griego piros=fuego y ops=cara, antiguamente se usaba para nombrar piedras de un rojo intenso como el granate o el rubí, cuyo color simbolizaba la pasión del amor, aunque también hace pensar en el rostro encendido de quien recibe un halago, ya que aunque sea enmascarado, por lo general todo piropo lleva implícita una connotación sexual, pues es ese tipo de atracción lo que normalmente lleva a dos personas a acercarse, conocerse y más tarde establecerse en una unidad conyugal.

Por muy “civilizados” que nos guste parecer, a la hora de buscar pareja pervive en nuestro comportamiento el mismo proceso animal que mantiene desde siempre la vida sobre la tierra en todas sus formas. 

A la atracción inicial, reforzada por el lenguaje corporal y la exhibición recíproca de atractivos (cabello, ojos, músculos, zonas eróticas, etc.) le sigue un acercamiento para el que es necesario emitir y recibir señales que alienten o disuadan la iniciativa del que se acerca y le den cierta seguridad de no ser rechazado.

Si el acercamiento es exitoso, viene una confirmación de si los datos antes recibidos coinciden con lo que se detecta (talento, feminidad, virilidad, sensibilidad, salud, etc.), para más adelante re-confirmar la atracción original mediante el contacto físico (aroma, sabor, etc.). 

Cuando todo esto se cumple, el intercambio sexual propicia el placer y con éste aparece la pasión, emoción que nos lleva a tratar de conservar al ser amado el mayor tiempo posible.

El piropo y la forma en que se recibe, es un sub-lenguaje que juega un papel indispensable en el delicioso “juego” del amor. Lástima que algunas no lo comprendan.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.