• Regístrate
Estás leyendo: Vuelos caros, malos y deficientes
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 08:27 Hoy

Mundo Industrial

Vuelos caros, malos y deficientes

Luis Apperti

Publicidad
Publicidad

Continuando con el tema de la semana pasada, nuevamente nos tocó ser víctimas de la indolencia, negligencia y desinterés por parte de personal de Aeroméxico en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Mi vuelo era en conexión saliendo de Tampico, con escala en la Ciudad de México para continuar a otro destino nacional; ya en sala de última espera, personal de la aerolínea me voceó para informarme que el vuelo iba a salir con demora, lo cual ponía mi conexión con muy poco margen, por lo cual -y aquí quiero resaltar- con gran gentileza la señorita encargada del abordaje, se preocupó por darme toda la información, indicaciones, y además proteger mi reservación para el siguiente vuelo por si no alcanzaba dicha conexión. Esa actitud de servicio, de preocupación por el cliente es digna de encomio y reconocimiento, y expreso mi gratitud absoluta a esa persona responsable y dedicada.

Aterrizamos en la CdMx 40 minutos antes del horario programado para la salida de mi vuelo en conexión; en cuanto abrieron la puerta del avión le indiqué a la persona de tráfico con respecto a mi conexión y gentilmente se comunicó por radio para avisar que había un pasajero en conexión. Al mismo tiempo, un colega que tomaba el mismo vuelo que yo para juntos dar una conferencia, me avisa que están a punto de tomar el camioncito que los lleva a abordar el avión en posición remota.

Me indica la persona de tráfico, que en cuanto baje del camioncito estará una persona de tráfico de Aeroméxico para llevarme a mi vuelo de conexión, que había tiempo porque apenas empezaban el abordaje.

Al bajar del camioncito no había nadie esperándome (por supuesto) y tuve que buscar a alguien de la aerolínea, quien me mando a la puerta por la cual habían abordado dicho vuelo; ahí faltaban 25 minutos para la salida programada de ese vuelo. Llego con esa persona, y me dice “ya se abordó ese vuelo, a mí nadie me avisó de su conexión”, le insisto y le comento que mi colega me está avisando que incluso están todavía bajando del camioncito, por lo cual no han terminado el abordaje, y me responde con una arrogancia que de verdad ofende, “pues pase seguridad ahí en vuelos de conexión y regrese a ver si alcanza”, a correr, para una INÚTIL revisión de seguridad ya que ESTOY LLEGANDO DE UN VUELO, y no debería salir de sala de última espera. 12 minutos después regreso al mismo lugar para escuchar del mismo inepto que me mando a checar seguridad: “El vuelo ya se cerró, debió haber llegado al menos 15 minutos antes”. Contra esa postura de indiferencia e indolencia hacia los clientes no hay disculpa ni defensa posible; es vergonzoso que no se exija un control de calidad a prestadores de servicio, como este, caro, malo y deficiente.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.