• Regístrate
Estás leyendo: A enfocarse en la buena gobernanza
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 22:56 Hoy

Mundo Industrial

A enfocarse en la buena gobernanza

Luis Apperti

Publicidad
Publicidad

Estamos en cierre de año y siempre es sano hacer un recuento de lo logrado y visualizar las perspectivas hacia el futuro. Buena parte de la segunda mitad del 2018 se la llevó el resultado electoral de lo que es hoy la nueva administración federal, y todos los altibajos estilo montaña rusa en que nos hemos visto envueltos, primero durante una larga transcisión y después ya con un gobierno en marcha. Un gobierno que pareciera no asimilar que ya terminaron las campañas electorales y que la euforia del triunfo también debe ya dar paso a un enfoque más concentrado en una buena gobernanza que en la crítica y descalificación a todo y a todos los que no están de acuerdo con sus propuestas. Es innegable que la incertidumbre que se percibe hacia todo 2019 es fuerte, y no solo por los constantes desatinos y ocurrencias semanales, sino por los trágicos acontecimientos del día 24 del mes, que sin duda tendrán con el paso del tiempo repercusiones que aún no podemos dimensionar. Es innegable la existencia de una polarización, que se agudiza conforme transcurren los días y se van asentando las cosas y empieza a salir el verdadero rostro de muchos de los actores que estuvieron tras bambalinas y que hoy parecieran reclamar su protagonismo a costa de lo que sea. El entorno internacional tampoco nos va a favorecer: la lucha comercial entre Estados Unidos y Rusia, que por años nos favorecía al ser considerados verdaderos socios comerciales de Estados Unidos, hoy es una amenaza mayor al escuchar las expresiones de su presidente respecto de “cerrar totalmente” la frontera con México; expresión llena de agresión y sobre todo de desconocimiento absoluto de lo que la actividad comercial con México, a lo largo de la frontera común, representa para estados como Texas y California a sus respectivas economías. Decisiones sin análisis profundo, como las que se tomaron respecto al nuevo aeropuerto, van a tener impactos económicos mucho mayores de lo que se quiere reconocer, además de implicaciones financieras, (como posible pérdida de calificaciones crediticias) fuga de capitales y por supuesto pésima imagen respecto de la certidumbre de invertir en México. Por si todo esto fuera poco, tendremos también nuevamente un año electoral: en diversos estados del país se renovarán congresos locales en algunos y municipios en otros, esto sin lugar a dudas será un distractor para una administración que inicia sin rumbo. _

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.