• Regístrate
Estás leyendo: Rompiendo el silencio en La Laguna
Comparte esta noticia
Domingo , 19.05.2019 / 09:46 Hoy

Sí contamos

Rompiendo el silencio en La Laguna

Leonor A. Gómez Barreiro

Publicidad
Publicidad

Mónica Elizabeth Esparza Castro sufrió detención arbitraria, retención ilegal, tortura y tortura sexual, ejecución arbitraria de su pareja, prisión preventiva por más de seis años y un proceso penal con base en pruebas fabricadas, de acuerdo al reporte del caso que hizo Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.

Mónica madre de cuatro hijos permanece presa en el Centro Femenil de Readaptación Social de Coatlán del Río, Morelos. 

Su caso forma parte del largo listado de violaciones sistemáticas a los derechos humanos perpetradas por cuerpos policíacos y judiciales en Coahuila y en todo el país.

El día de ayer se realizó el Conversatorio Mónica Esparza sobrevivir a la tortura y a la Injusticia en la Universidad Iberoamericana Torreón. Un esfuerzo que pretende comunicar y sensibilizar a la ciudadanía sobre casos tan emblemáticos y dolorosos como el de Mónica. 

Luego de la charla de los ponentes que duró un par de horas, una pregunta emanada del auditorio trajo una profunda reflexión: ¿Y nosotros qué podemos hacer ante esto?

En efecto, la sociedad la lagunera quedó afectada en más de un sentido por la violencia que dejó la lucha contra el narcotráfico. Familias y vidas enteras quedaron destruidas por graves violaciones a derechos humanos. 

¿Cómo reconstruirnos en una sociedad con heridas que no sanan? ¿Cuál será el mejor camino para hacerlo? ¿Cómo aliviar y acompañar nuestras causas ciudadanas?

La participación ciudadana es clave. El acompañamiento de instituciones educativas, medios de comunicación, instancias gubernamentales y actores dentro y fuera de gobierno también son una piedra angular para sanar el espacio público que nos pertenece a todos.

Tal vez un buen camino sería la empatía, el diálogo y la justicia. Las agendas que se emprenden desde la sociedad civil organizada pueden ser tan variadas que dificultan la posibilidad de construir acuerdos colectivos. 

Sin embargo, una cosa podría unificarlas: no volver a vivir la violencia atroz que han documentado y padecido las personas que ahora rompen el silencio. 


barreirogomez@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.