• Regístrate
Estás leyendo: Lo mejor y lo peor de 2016
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 20:18 Hoy

Columna de Laura Ibarra

Lo mejor y lo peor de 2016

Laura Ibarra

Publicidad
Publicidad

En el terreno de las cosas públicas, este año estuvo espantoso. Cuando se trata de enumerar los sucesos que podemos considerar como negativos, inmediatamente los recuerdos se acumulan, pero los hechos positivos tardan en llegar o la memoria de plano tira la toalla. Así que le presento mi lista.

Lo peor en el plano nacional

1. Sin duda, el gasolinazo.

Un aumento del 20% al precio de la gasolina es un duro golpe a la economía de cualquiera. A lo largo del territorio, cada mexicano se levantó hoy preguntándose cuánto dinero requerirá para llenar el tanque de su auto. No solo nos da coraje el aumento, sino lo que está detrás. Según el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, la gasolina subirá de precio porque se dejará de subsidiarla. Ya no era posible apoyar el uso del automóvil con un presupuesto tres veces mayor que el destinado al combate a la pobreza y al Seguro Popular juntos.

Pero, todos sabemos que detrás del negocio de la gasolina hay una larga historia de corrupción e ineficiencia. Pemex produce chapopote que exportamos y luego compramos como gasolina refinada. ¿No es esto absurdo? La última refinería construida en el país data de 1979. A ello hay que agregar que la tecnología de Pemex para extraer petróleo se ha vuelto obsoleta y que buena parte de la gasolina es extraída por delincuentes de los ductos que la transportan en el país. Además, el sindicato es uno de los más corruptos. Así que nos preguntamos, ¿por qué no se saneó la empresa antes de meterla al mercado libre? ¿No es ridículo que el precio del petróleo en todo el mundo baje y en México la gasolina suba?

2. Los robos multimillonarios de los gobernadores.

¿Usted no se molesta al conocer que el ex gobernador de Veracruz transfirió todo el dinero público que pudo a sus cuentas personales? ¿No le da coraje que Javier Duarte haya escapado del país hasta con el dinero destinado a los salarios de los enfermeros de los hospitales públicos? ¿No nos muestra el estado lamentable en el que estamos el hecho de que el ex Gobernador de Quintana Roo haya vendido a sus amigos, a precios irrisorios, partes de la zona natural protegida de su estado?

3. Los sueldos de los políticos.

Ya en el artículo anterior le hablé del “bono” que los diputados federales acordaron darse este fin de año. ¿Cómo es posible que no entiendan lo enojados que estamos ante la ineficiencia y la corrupción del aparato político y hagan esto? El sentimiento de desasosiego y desesperanza aumenta ante un presidente que parece no despertar. La publicidad gubernamental (“las cosas buenas también cuentan”) suena vacía, porque no vemos que esto vaya acompañado de hechos. El Gobierno federal se presenta ante nuestros ojos como una institución pusilánime, indiferente, ignorante, con absoluto desconocimiento de lo que está ocurriendo en el país.

Lo mejor en el plano nacional: ¡Nada!

Bueno, si le gusta el futbol y no es americanista habría que considerar la final del futbol mexicano, el 25 de diciembre, que demostró que los milagros sí existen.

Lo peor en el plano internacional

1. La guerra en Medio Oriente

Creo que más grave que el triunfo de Trump es la guerra en Siria y la situación en Alepo. Nos estamos acostumbrando a no mirar el mundo, pero esto no hace que las situaciones bélicas pierdan su dramatismo. El país se ha convertido en un campo de guerra bastante complicado por la cantidad de grupos e intereses que han optado por las armas: Los rebeldes, opositores al régimen, los fanáticos del Estado Islámico, los kurdos que desean un territorio independiente en Siria, las fuerzas del gobierno, tropas especializadas rusas, etc. Pero, el sufrimiento de la población civil es enorme, nadie quiere darle refugio y occidente prefiere voltear a otro lado.

2. Donald Trump.

Desde luego que la elección de Trump es una catástrofe para México. Tendremos que lidiar con un presidente estadounidense que niega la realidad, agrede sin medida, toma decisiones sin conocimiento, confía las políticas públicas a multimillonarios sin experiencia y considera a los mexicanos asesinos y violadores.

Lo mejor del año en el plano internacional.

1. La firma del Tratado de Paz en Colombia entre el gobierno y las FARC.

Aunque esta noticia no ocupó los titulares de nuestros periódicos, es una gran noticia. Debido a sus esfuerzos por poner fin a una lucha fratricida, el presidente colombiano Juan Manuel Santos obtuvo el premio Nobel. No importa que una mayoría rechazara el acuerdo en un referendo, lo relevante es que esta guerra sin sentido se está convirtiendo en cosa del pasado.

2. Las Juegos Olímpicos de Río.

Cuando veo el año 2016 con el triunfo de Trump, los atentados en Europa, el avance de las ultraderecha en países como Alemania, Francia y Holanda , es evidente que apenas hay razones para evaluarlo como positivo. Pero entre todo lo que ocurrió hubo un acontecimiento que mostró mucho de lo mejor de la humanidad: los Juegos Olímpicos. ¿Cómo olvidar a Michael Phelps? ¿A nuestros medallistas? ¿A esos deportes que ahora muestran con toda claridad lo apasionantes que pueden ser, como el volleyball de playa?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.