• Regístrate
Estás leyendo: ¿No que no iba a funcionar la reforma energética?
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 23:09 Hoy

Apuntes financieros

¿No que no iba a funcionar la reforma energética?

Julio Serrano Espinosa

Publicidad
Publicidad

Contra el escepticismo de muchos, la reforma energética está funcionando.

Cuando se abrió Petróleos Mexicanos (Pemex) a la competencia, hace dos años, existían varias dudas. La apertura se dio en un entorno muy complejo, con los precios mundiales del petróleo por los suelos. En un inicio no hubo mucho interés en las subastas. Pero con el tiempo el interés ha crecido. Ahora, tras dos anuncios que se difundieron la semana pasada, podemos anticipar que se dispare.

En el primero, el grupo de empresas que compró los derechos del primer yacimiento subastado dio a conocer el hallazgo de una enorme reserva de petróleo con el potencial para generar entre mil y 2 mil millones de barriles. Esto lo ubicaría como uno de los descubrimientos más importantes de los últimos 20 años. Es una noticia que ha sonado en todo el mundo y representa la prueba más clara de que la reforma está teniendo éxito.

Hay quienes podrían decir que esta buena noticia no es tan buena porque todos los beneficios se concentrarán en las empresas ganadoras. Pero la manera en que se diseñó la reforma le permite al gobierno participar en las ganancias; de tal manera que si les va bien a las empresas le va bien al gobierno. En este caso, por ejemplo, el gobierno espera recibir más de 80 por ciento de lo que genere el proyecto entre impuestos y comisiones. Nada mal para no haber invertido un peso.

En el segundo, otro grupo ganador, encabezado por la italiana ENI, anunció que el yacimiento que encontró contiene más petróleo de lo inicialmente anticipado. De nuevo, las buenas noticias se traducirán en mayores beneficios para el gobierno.

Es muy probable que la riqueza energética que se está encontrando se habría quedado sin explotar de no haber sido por la reforma energética. Mientras que el Golfo de México se encuentra tapizado de plataformas perforadoras del lado estadunidense, de nuestro lado está poco aprovechado. Gracias a la reforma esto empieza a cambiar.

El mayor riesgo que yo veía en la apertura energética era la posibilidad de corrupción a la hora de asignar concesiones. No dudo que exista (sería muy difícil que fuera de otra manera dada la historia de Pemex). Y el riesgo siempre está latente. Pero me parece positivo que gigantes transnacionales de energía sean quienes están dominando las licitaciones.

Con los resultados a la fecha, veo cada vez más complicada la postura de muchos opositores de la reforma energética que vaticinaron su fracaso. ¿Qué van a criticar ahora? ¿Serán capaces de reconocer que está funcionando? ¿Cuál será su nueva bandera política?

juliose28@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.