• Regístrate
Estás leyendo: Ley 3de3: el imperio contraataca
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 00:03 Hoy

Apuntes financieros

Ley 3de3: el imperio contraataca

Julio Serrano Espinosa

Publicidad
Publicidad

Tengo que reconocer que el revire de último minuto del PRI y sus aliados en la ley 3de3 fue muy astuto. De un golpe, los senadores pusieron a los empresarios contra la pared. Si están buscando la transparencia, si quieren que los funcionarios públicos se abran, ¿por qué no hacerlo parejo y que se abran todos? Al fin de cuentas la corrupción no es tema de uno. Atrás de un funcionario que recibe dinero indebido hay un empresario que lo proporciona.

Ese argumento tiene sin duda impacto mediático. Poner la cancha "pareja", encima de taquillero, suena justo. Además, la propuesta de los senadores apunta a un grupo que no es precisamente venerado por la población, lo que la hace más poderosa. Es verdad que los empresarios gozan de una mejor reputación que los políticos. Pero también son vistos con escepticismo por una buena parte de la sociedad. Muchos han aplaudido la inclusión de la iniciativa privada en la 3de3.

Como era de esperarse, las cúpulas empresariales rechazaron tajantemente la iniciativa del Senado. Sus argumentos se enfocaron en lo inoperable de la ley. Como se aprobó, todos los privados (personas y empresas) que reciban recursos del gobierno tendrán que hacer públicas sus declaraciones patrimoniales, fiscales y de conflicto de intereses. Igual que los funcionarios. Imagínese lo que esto significa. Todos los trabajadores de una empresa, al igual que todos los accionistas, estarían sujetos a la 3de3. Podría interpretarse incluso que los beneficiarios de programas públicos, como Prospera, también estarían cubiertos. Estamos hablando de millones de mexicanos privados afectados por el cambio de última hora.

Eso es, evidentemente, absurdo. Pero el tema de fondo, y en el que en mi opinión los empresarios no hicieron suficiente énfasis, es que la supuesta cancha "pareja" no se aplica en este caso. Lo que distingue la situación de los funcionarios de la de los empresarios es que unos manejan fondos públicos y los otros no. Unos operan bajo la confianza pública y los otros no. Unos trabajan para los mexicanos y los otros no. Así de sencillo.

A todas luces, el contraataque del PRI y sus aliados parece un acto autoritario y revanchista disfrazado en un argumento engañoso de equidad. Pero cuidado con menospreciar el descontento ciudadano. El costo político solo aumentará. Aún existe la oportunidad de rectificar el rumbo. Los otros componentes legales del Sistema Nacional Anticorrupción fueron aprobados con el visto bueno de organizaciones civiles. Todavía se puede corregir la ley 3de3.

juliose28@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.