• Regístrate
Estás leyendo: Bravo, AMLO, por ir contra ‘huachicol’
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 02:42 Hoy

Apuntes financieros

Bravo, AMLO, por ir contra ‘huachicol’

Julio Serrano Espinosa

Publicidad
Publicidad

Inconvenientes y mejorables, sin duda, pero los esfuerzos del gobierno de López Obrador para combatir el escandaloso robo de combustible deben ser bienvenidos. Se estima que existen miles de tomas clandestinas en el país con un costo al patrimonio público de 60 mil millones de pesos anuales.

A raíz del operativo del gobierno se han cerrado varios importantes oleoductos por sospecha de estar intervenidos por los huachicoleros. La idea es identificar las fugas y repararlas. Mientras tanto, para distribuir la gasolina se ha optado por utilizar pipas custodiadas por militares.

Está claro que la estrategia de abastecimiento ha dejado mucho que desear. Varios estados del país padecen de escasez de gasolina, generando caos y ansiedad en la población. Múltiples estaciones de servicio no tienen combustible que vender, lo que afecta la actividad económica.

¿Se tenían que clausurar los ductos? ¿Podrían haber planeado mejor el abastecimiento? Podemos cuestionar la implementación, pero estoy convencido de que era necesario enfrentar al huachicol. Desde hace varios sexenios que el robo de combustible es un problema enorme que le cuesta al erario miles de millones de pesos al año. Con el tiempo ha ido creciendo y, de no ponerle un alto pronto, atenta con convertirse en inmanejable. Pensar que la lucha ante un enemigo tan poderoso no iba a tener costos relevantes es ingenuo.

AMLO ha declarado que buena parte del robo se realiza con la complicidad del propio gobierno. Hace sentido. Se ve difícil que desfalcos de esta magnitud hayan sido posibles sin el conocimiento y participación de ejecutivos de Pemex y de otras dependencias gubernamentales.

Además de mejorar la implementación, el siguiente paso que me gustaría ver en la estrategia del presidente frente al huachicol son una serie de órdenes de aprehensión en contra de los responsables dentro del gobierno. Y no me refiero a los de nivel bajo o medio.

Una de las principales razones de la victoria de AMLO fue su promesa de combatir la corrupción y de generar recursos para el gobierno en el proceso. Es difícil encontrar una mejor manera de cumplir con estos objetivos que atacando el robo de combustible. Cada peso que le quite al huachicol es un peso que va directamente a las arcas públicas.

Si consideramos que Pemex pierde 60 mil millones de pesos al año por esta vía, la recompensa del esfuerzo puede ser muy sustantiva. Varios de los programas sociales que ha anunciado AMLO se podrían financiar parcial o totalmente con los recursos obtenidos del combate al huachicol.

Entiendo el malestar actual por la falta de abastecimiento de gasolina. Sin embargo, es importante reconocer la disposición del gobierno de intentar frenar la ordeña de los recursos naturales del país.

Por el bien de todos, esperemos que sea exitoso.

juliose28@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.